VAILIMA: Brunch hamburguesero a los pies de la Puerta de Alcalá



Hay poco placeres comparables a quedar con los amigos en fin de semana, con el cuerpo destrozado de tanto descanso (o fiesta) y gozar de esa mezcla de comida y desayuno que es el brunch. Pero cuando queremos disfrutar también de la compañía de nuestras mascotas, la cosa se complica y si en la ecuación se incluyen niños pequeños, más aún. Afortunadamente, aún podemos disfrutar de todo y encima con comida muy rica, como ocurre en Vailima, un salón de té que, los fines de semana, ofrece un brunch muy, muy completo, incluyendo, por supuesto, una hamburguesa.

El local es bastante cuqui, con unas tartas y pasteles a la vista que son toda una perdición. Además, disponemos de una estancia amplia y cómoda, rodeada de detallitos que hacen aún más cómoda la experiencia.

Collage Local VailimaEn cuanto a la manduca, muy variada, ya que por 19 € tenemos una cantidad de comida suficiente como para nutrirnos durante todo el día. Además, la variedad de tés es alucinante. Vamos, que la relación calidad precio es inmejorable. Eso sí, esto sólo lo tendremos disponible en fin de semana, ya que el resto del día Vailima se dedica a la pastelería y al mundo de las infusiones. También, tenemos la opción de disfrutar de un desayuno inglés completo, que nos guardamos para una próxima visita y de algunos platillos con huevos muy interesantes.

Collage Carta VailimaEmpezamos con un croissant y una barrita de pan, ambos elaborados con levadura madre y acompañados de mermelada de fresa, mantequilla perfecta y tomate, aceite y sal. Todo regado con zumo de naranja o si lo queremos en ese momento, café o uno de los cientos de tés de los que disponen.

Panes VailimaComo éramos varios, pudimos probar todas las opciones de las que dispone este menú, así que empezamos por el clásico de los brunch, los huevos benedict con salmón y una salsa holandesa divina. En su punto de cremosidad y muy fina de sabor, que no tapa al resto de ingredientes. Los huevos, pochados, grandes protagonistas, ecológicos y con una yema que es un pecado. El salmón, por su parte, aportando, pero sin pasarse, el toque salado. Todo esto reposa sobre un english muffin que, quizás, es lo que menos nos convence del conjunto.

Huevos Benedict VailimaComenzamos con el festival carnívoro, con el bagel de roast beef con cebolla caramelizada, tomate seco y una mostaza antigua que le da vida y sabor, contrastando con el resto de los ingredientes y que nos deja pidiendo más cantidad. La ternera viene cortada muy fina, pero es lo suficientemente consistente como para no dudar en pedir este plato.Bagel VailimaPor otro lado tenemos el sandwich de pastrami, esa carne de pecho que nos vuelve locos y que probamos allá donde vamos. El queso suizo fundido y los pepinillos encurtidos juegan siempre a favor y ese panecillo de bretzel es suave, proporcinando un bocado ligero, pero lleno de sabor.

Pastrami VailimaY cómo no, llega la hamburguesa, quizás ensombrecida por el nivel tan alto del resto de sus compañeros de carta, pero que se salva, amparada en la experiencia global. Con una carne jugosa, aunque demasiado compacta en su picado, sólo le pedimos un poco más sabor, ya que se nos quedó un poco sosa en su condimento. El queso bien fundido, aunque nos deja pidiendo un poco más de punch en nuestras papilas gustativas y el bacon, ligeramente cocinado y con exceso de cantidad, completan una burger sencilla, que podría dar mucho más de sí.

Hamburguesa VailimaUn detalle que nos llamó la atención es que no nos preguntaron el punto de la carne, algo que podríamos pasar por alto en cualquier circunstancia, menos esta vez, ya que el servicio, muy atento y amable, nos hace miles de preguntas a la hora pedir, para que la experiencia sea lo más placentera posible, lo que es de agradecer. Pero claro, si cuidamos todo, menos esto, nos duele un poquito en nuestro corazón hamburguesero, ya que nos quedamos con una carne al punto, que no está mal, pero a la que nos gustaría sacar más sabor si hubiese sido cocinada al gusto.

Detalle Corte Burger VailimaPor supuesto, este magno brunch no se quedaría completo sin postre ni café o té (de estos últimos no tenemos foto). Y por supuesto, allá que nos animamos con lo que nos ofrecieron, una ensalada de fruta de temporada y un yogur griego con granula y coulis de fresa, muy cremoso e ideal para terminar de pasar toda la cantidad de comida ingerida.

Yogur VailimaEn definitiva, en Vailima encontramos un brunch estupendo, con un local magnífico y un servicio a la altura, en el que disfrutar por un precio asequible y unas viandas que recordaremos mucho tiempo, pero donde nuestra amada amada hamburguesa destaca en lo negativo por ser el plato más flojo de la carta. Aún así, el resto de opciones justifican, por sí solos la visita al local y encima acompañados de nuestros perretes.

PRECIO DEL BRUNCH COMPLETO: 19 €

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Calle Salustiano Olózaga, 18
28001 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario