TABERNA LA CARNICERÍA BY ISIDORO: Cerrando el círculo de la carnaza



La Carnicería Isidoro no sólo es una vieja conocida, sino que es un clásico de barrio, que se atrevió a abrir su segundo emplazamiento en el no menos mítico Mercado de Las Ventas, donde, además de comprar sus productos, también los podíamos degustar, gracias a la incorporación de una pequeña barra en el mismo puesto. Todo esto pasó a mejor vida, pero de todo se aprende y ahora Isidoro nos presenta una taberna, separada por una pared de su local de origen, en la que alucinamos con las carnazas cocinadas en parrilla o en plancha mientras nos ponemos cómodos en un local decorado con gusto, en el que la única pega es que las mesas están excesivamente juntas.

Collage Local Taberna IsidoroEn la carta no hay sorpresas y todo lo que se ofrece es para el disfrute carnívoro del personal, aunque también nos tientan con alguna que otra propuesta más vegetal. Incluso disponemos de un menú diario muy asequible y bastante contundente. Todo con precios ajustados y unas raciones, por lo que pudimos ver en el resto de mesas, más que suficientes para salir bien contentos.

Collage Carta Taberna IsidoroComo ya tenemos cierta experiencia con sus hamburguesas, esta vez nos decidimos por probar una a la medida, con carne de Black Angus, al que añadimos queso Cheddar y bacon. Siempre decimos que, para poder apreciar los matices de un buen producto, hay que acompañarlo por la cantidad justa de ingredientes y así fue, ya que el profundo sabor de esta raza nos embauca desde el primer bocado. Muy bien sazonado y con la grasa justa, este patty de 180 gramos no cede ni un ápice de terreno ante el quesazo o el bacon que están, pero sin llamar la atención.

Hamburguesa Taberna IsidoroLa carne también destaca por su cocinado, en plancha, consiguiendo un punto muy cercano al solicitado, con una jugosidad única y un picado que, aunque a simple vista puede parecer excesivo, en boca cumple sin despeinarse. 

Todo esto puede ir abrazado por un pan de mollete o como fue nuestro caso, por un clásico brioche con semillas de sésamo, ligeramente tostado y que juega siempre a favor de esa carnaza.

Detalle Corte Burger Taberna IsidoroComo acompañamiento tenemos o ensalada o una gran ración de patatas fritas congeladas, cortadas en gajos y si bien no aportan mucho, serán la excusa ideal para hacer mezclas de salsas y seguir pasándolo bien después de apretarnos una o dos hamburguesas.

En definitiva, la calidad de Isidoro sigue intacta, posicionándose en los puestos más altos en lo que a carnazas se refiere y más concretamente, a hamburguesas listas para cocinar o degustar en su nueva taberna, todo un templo de barrio en esto de los homenajes carnívoros, donde nos van a ver las caras muy a menudo para hincarle el diente a sus muchas propuestas. Buen local, buenos precios y una calidad que desborda. Poco más se puede añadir, más allá de, como dijo nuestro amado Terminator, ¡volveremos!

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Avenida Donostiarra, 12 (posterior)
28027 Madrid Madrid
España

Comentarios

Cuando ves la foto te da la impresion que no han puesto un buen trozo de angus, yo en esa carne tengo mucha experiencia y con solo un picado sale extraordinaria. Yo siempre suelo comprar aguja o tapa y no hace falta picarla tanto, da la impresión que el corte es mas barato el de la foto. Me gustaria haber comparado con vaca o ternera para ver si es algo habitual en la casa o por el contrario es mas como imagino.
Imagen de HeM

Hola Alfredo.

Tienes razón en lo de la elección de la carne, peroyuvunos la mala suerte de que ese día no había de vaca, así que, por el mismo precio, probamos el Black Angus. 

Sí que aciertas con el picado, aunque no tiene por qué ser un motivo de corte de pieza más barata, aunque también lo desconocemos. Nos sorprendió la jugosidad para esa molienda, lo cual siempre es motivo de alegría.

Y ya lo último, el tamaño, es de 180 gramos, algo que nos parece pequeño, pero bueno, sí lo informan, siempre podemos negarnos o animarnos con otra cosa.

Añadir nuevo comentario