SOTA CABALLO REY: La taberna carnívora de altura



Que el Grupo Vaca Nostra cuida la calidad de sus productos es toda una realidad y aunque en su filial, Hamburguesa Nostra, dan muchos bandazos y parece que no acaban de encontrar la fórmula adecuada para sus carnazas, con Sota Caballo Rey sí que han conseguido crear un concepto tradicional, pero moderno y apetecible. Compartiendo espacio con su matriz, en SRC nos rodean "cuadros" alabando sus calidades y platos, contagiándonos de su filosofía, mientras vemos cómo se trabaja en cocina.

Collage Local Sota Caballo ReyLa carta se divide en los palos más altos de la baraja española, con la carnaza como eje principal, aunque dominan los guisos tradicionales patrios, como el rabo de toro, las croquetas, el chuletón o el tan de moda cachopo; vamos, cocina de taberna de toda la vida. Además, por 14.9 € disponemos de un menú diario muy interesante, que es al que nos tiramos de cabeza en esta visita.

Collage Carta Sota Caballo ReyDe primero quisimos probar la crema de champiñones, sencilla, con bacon para aderezar y en buena porción. Poco se puede decir, más allá de que el sabor es espectacular y su textura hizo que no dejásemos nada en el plato.

Crema de Champiñones Sota Caballo ReyPor otro lado tuvimos espinacas gratinadas con queso y huevo, también en una ración más que aceptable. Una vez más, lo mejor del plato es la cremosidad de un conjunto en el que todos los ingredientes están equilibrados y muy bien organizados.

Espinacas Sota Caballo ReyLa parte carnívora se vio cubierta con las tiras de asado, como si fuese un churrasco, para que nos entendamos, también en muy buena cantidad y acompañado de patatas fritas. La carnaza estaba en su punto, bien tostada y crujiente por fuera y rosada y jugosa por dentro. No podemos decir nada más, esta gente son carniceros y se nota en el producto, que, además, se cocina en sus propias brasas, por lo que no necesita nada más para ser disfrutado.

Tira asado Sota Caballo ReyTambién pudimos hincarle el diente al bocadillo de secreto ibérico, con pan de mollete de Antequera súper crujiente, que abraza un cerdo jugoso, también cocinado a la brasa y muy, muy suave, tanto que le agregan cebolla caramelizada para aportar un contraste que nosotros no vemos necesario. Ese porcino vale oro y se puede comer solo perfectamente.

Bocadillo de Secreto Sota Caballo ReyPor supuesto, el menú incluye postre (o café), pero nosotros quisimos darnos un gusto con unas torrijas, que para eso estamos en temporada y ni tan mal. Dos rebanadas de pan bien cocinado e impregnado, coronadas por una bola de helado de vainilla. Imprescindibles mientras duren.

Torrijas Sota Caballo ReyAdemás, nos obsequiaron con una porción de tarta de queso espectacular, súper suave y esponjosa, es una lástima que se acabe, porque estaríamos comiendo todo el día, a pesar de encontrarnos muy llenos, llegados a esta fase.

Tarta de Queso Sota Caballo ReyEn definitiva, Sota Caballo Rey bebe, como no podía ser de otra forma, de su "madre", Vaca Nostra y se convierte en una taberna donde la carne y guisos tradicionales ocupan una carta corta, pero ideal. Con unos precios equiparados a cantidades y cantidades y un menú del día que es todo un lujo. Todo redondeado por un espacio y un servicio a la altura. Sin duda, estamos ante uno de esos sitios en los que, si pasamos por la puerta, sabemos que vamos a disfrutar.

PRECIO DEL MENÚ: 14.9 € (INCL. BEBIDA Y POSTRE O CAFÉ)

Puntuación: 
4
Dirección: 
Paseo de la Castellana, 257
28046 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario