SMOKING CLUB: La locura del humo de verdad



Muta, uno de los conceptos triunfadores de Javier Bonet, es diferente porque nunca ofrece una experiencia estática y cuando menos te lo esperas, lo que se cocina entre esas cuatro paredes cambia. Esas mutaciones nos llevan a Smoking Club, donde, como su propio nombre indica, el humo es el protagonista. Venden humo, sí, pero humo del bueno, muy bien usado en sus carnes y productos como los calçots, para ser disfrutados en mesas corridas, con presentaciones informales, haciendo suyo el underground más canalla de la ciudad, pero remarcando una calidad que le sale a borbotones.

Collage Local Smoking ClubSu carta no podía ser una excepción y ese aire "temporal" se traduce en tablones de madera a modo de cabecera donde podemos leer lo que vamos a elegir, con sus precios, por supuesto y las horas de cocinado que han pasado la mayoría de los platos. Además, disponemos de la misma información impresa, en hojas de papel que bien podrían ser albaranes. En cuanto a presupuestos, los encontramos ajustados, quizás un poco elevados, aunque la calidad se paga y aquí, además, se hace con gusto.

Collage Carta Smoking ClubPara comenzar, probamos una panceta "Poquín Pekín", cocinada a baja temperatura durante 7 horas que da como resultado una textura muy suave y delicada, casi sin atisbo de grasa y que conjuga muy bien con los panecillos de maíz y el cebollino que va en su interior.

Panceta Smoking ClubPara montarla y disfrutarla es obligatorio añadir una corteza y una salsa cítrica con cilantro que hace que se nos vaya la olla con cada bocado, hasta tal punto, que estaríamos comiendo bandejas y bandejas de esta delicia sin parar.

Panceta Smoking Club 2Pero si ya estábamos con los ojos fuera de las órbitas, cuando nos llegó la hamburguesa de pulled pork (se puede elegir también de pavo), cocinado también durante 7 horas y con una jugosidad pasmosa, fue el acabóse. No necesita más que un poquito de lechuga,cebolla pochada, tomate, mayonesa y pepinillos encurtidos para disfrutar con los contrastes de la barbacoa, el dulzor y los ácidos.

Hamburguesa Smoking ClubToda esta deliciosa locura va entre panecillos esponjosos que recuerdan a los que hemos podido probar al otro lado del charco. Flexible y con el sabor justo como para subir más puntos al general del plato (¿o deberíamos decir bandeja?). Además, tenemos unas patatas fritas sazonadas riquísimas, que no necesitan ser remojadas en nada, a pesar de ofrecernos la posibilidad desde cocina.

Estábamos tan entregados que no pudimos resistir pedir un postre diferente, compuesto de piña asada sobre una mousse de queso increíble. Hacía mucho tiempo que no probábamos algo tan cremoso y sabroso. Nos declaramos fans, también, de este final de fiesta.

Piña Asada Smoking ClubYa llevábamos tiempo queriendo visitar esta mutación ahumada que es Smoking Club y no ha defraudado. Nos hemos enamorado de sus productos, que es mucho, ya que su proveedor es La Finca y últimamente nos estaba defraudando bastante y hemos disfrutado con un ambiente diferente y bien cuidado por su servicio. Si todavía no conocéis este rinconcito underground de la Calle Ponzano, estáis tardando, porque vais a disfrutar de los placeres de la carne ahumada de verdad.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 TERCIOS DE CERVEZA: 6 €

1 BOTELLA DE AGUA:2 €

1 PANCETA: 11 €

1 HAMBURGUESA PULLED PORK: 12 €

1 PIÑA ASADA: 5 €

2 CAFÉS: 3.1 €

TOTAL: 43.1 €

Puntuación: 
4
Dirección: 
Calle de Ponzano, 10
28010 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario