PIKDA: Una carne que chafa una hamburguesa excelente



Mucho hemos escuchado el nombre de PiKda últimamente. Un lugar, ubicado en la privilegiada Calle Narváez, al que acuden las gentes en busca del calor de las brasas de su parrilla y su local estupendamente decorado, amplio, sencillo y con referencias constantes a la calidad de sus ingredientes, incluida la carnaza.

Collage Local PikdaPor supuesto, la carta no podía ser menos y la carne destaca en forma de hamburguesas o chuletones, además de verduras, entrantes y postres; con precios más o menos atractivos, sobre todo en lo que respecta a los dos menús que ofrecen, uno ejecutivo, con las raciones más pequeñas y otro en el que no se nos deja elegir los platos, por lo que, deducimos, los tamaños serán más respetables.

Collage Carta PikdaAunque nos avisaron al realizar la comanda, los entrantes son claramente pequeños, aunque nos conformamos, siempre que no queramos compartir. Tras degustar una pequeña tabla con dados de carne muy ricos, llegaron unas alitas con mucha, mucha salsa barbacoa dulce, algo a los ellos llaman Corralitas. De textura estaban bien y resultaban bastante jugosas, aunque el exceso de salsa hace que sean algo incómodas de comer. Además, se acompañan de crema agria con de albahaca.

Alitas Pikda Por otro lado probamos la berenjena en tempura, acompañada de hummus que nos gustó bastante, debido, en parte, a que la tempura es muy gruesa, rozando el nivel del rebozado normal, pero que sigue siendo muy crujiente, por no hablar del buen diámetro de las mismas y esa miel con semillas de sésamo en las que van bañadas. Más completo que las alitas, este entrante sí que acompaña, a pesar de incluir menos cantidad que el plato ofrecido en carta.

Berenejena Pikda

Tras pasar por unos entrantes que nos dejaron ilusionados, llegaron las burgers. La primera que se posó fue la Malasaña, con queso de oveja madurado, aguacate, cilantro, cebolla caramelizada y salsa chipotle. Como decimos al principio, todos los ingredientes están estupendos, a pesar de, prácticamente, no percibir el sabor del cilantro y el chipotle, pero lo que más nos decepcionó fue la carne, que encontramos demasiado compacta, como de proveedor, seca y sin ningún aporte en lo que se refiere al gusto.

Malasaña Burger PikdaPasa sin pena ni gloria la que, se supone, es la protagonista de la hamburguesa, que se rinde ante un queso pleno de sabor. Lo peor es que, a pesar de habernos preguntado por el punto, el cocinado de la la carnaza es excesivo, lo que acentúa más todavía la sensación de sequedad, que hace que echemos de menos todo el sabor, incluido el de la parrilla, que vemos en todo momento y que nos provoca una lagrimita.

En cambio el pan cumple, de cristal, sencillo, fino y muy bien tostado y crujiente, que aguanta nuestros bocados feroces y los pocos jugos que rezuman del conjunto.

Detalle Corte Burger PikdaTras esto, nos llega la Kalderona, una idea muy buena que mezcla queso de cabra, compota de tomate, rúcula, mostaza Dijon y praliné de nuez o lo que es lo mismo, un crujiente brutal que, aunque no aporta mucho sabor, alegra cada bocado. Si no fuera por el problema de la carne que se repite, esta burger sería como para soñar con ella, aunque sí que nos gustaría que la mostaza tuviese un poquito más de presencia.

Kalderona Burger PikdaEl pan en esta ocasión nos deja un poco más fríos, a pesar de que también se nos presenta tostado, le falta ese poquito de rock and roll que le pedimos a un componente que cada vez se cuida más. Lo mismo ocurre con las patatas fritas que vienen junto con las hamburguesas, cortadas en gajos enormes, pero algo aceitosas y frías, posiblemente debido a estar cocinadas a primera hora y estar almacenadas hasta el momento del emplatado. Una lástima, porque son caseras y podrían estar brutales.

En definitiva, esperábamos mucho de PiKda y nos encontramos con un lugar de fachada, con todos los detalles muy bien cuidados, a excepción de la carne. Esa parrilla puede dar muchas alegrías, pero a nosotros nos dejó con ganas de más. Es una lástima ese menú hamburguesero que, aunque ofrece las burgers más pequeñas, alrededor de 150 gramos y que queda bastante resultón, tanto de precio como de sabores.

PRECIO DEL MENÚ HAMBURGUESERO EJECUTIVO: 10.5 €

NOTA: El menú incluye postre o café. Nosotros nos decantamos por lo último, por lo que no podemos evaluar la calidad de los postres incluidos.

Puntuación: 
3
Dirección: 
Calle de Narváez, 45
28009 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario