NON STOP BURGER: La hamburguesa batallera de Atocha



Con el paso del tiempo y del auge mastodóntico que está cobrando la hamburguesa en nuestra ciudad y casi en todo el mundo, nos damos cuenta de que no todo el mundo tiene claro lo que se va a encontrar al visitar un local, teniendo como referencia algún fast food de esos que no nos gusta ni nombrar o Goiko Grill y su gran imagen, pero con la mantequilla como elemento diferenciador. Poca gente es consciente de que existen muchos garitos, con calidades diversas y que todos están bien, siempre que cumplan con el objetivo que prometen. Y así es cómo llegamos a nuestra visita de hoy, Non Stop Burger, un sitio reciclado de las sobras de el viejo TGB Go que teníamos en Atocha, que todavía conserva las infografías de la antigua gerencia, pero que no deja de ser un kebab con más oferta, concretamente, hamburguesera.

Collage Local Non Stop BurgerEstá claro, aquí lo gourmet no existe, no engañan a nadie, pero ojo, que la hamburguesa batallera aquí puede ser todo un filón. Diferentes opciones y menús nos dan la bienvenida, tentándonos, además, con pizzas, bocadillos, entrantes, etc. Todo con precios decentes, lo que nos hace pensar en una buena combinación, ideal para quitarnos el hambre, guarreando, pero sin llegar a los extremos de la Gran M, por ejemplo.

Collage Carta Non Stop BurgerPuestos en situación y como el hambre apremiaba, nos lanzamos a por el menú XL, que incluye, por un poco menos de 10 €, una hamburguesa doble con queso, un refresco y una ración de patatas fritas, congeladas, por supuesto, de las que poco más podremos añadir. En cambio, nuestra querida carne emparedada, cocinada en la plancha, ante nuestros ojos, justo después de pedirla, ofrece un poquito de sabor, lo que, combinado con el resto de ingredientes, consigue un toque que, si bien no llega a otros fast foods premium, no deja mala digestión y elimina la gusa con la que llegamos.

Hamburguesa XL Non Stop BurgerEsa carne, algo seca y no muy condimentada del todo, llega con un punto de cocción alto, también ocasionado porque los patties son delgaditos y poco más se puede hacer. Es el estandarte de la comida de batalla, pero con un quesito bien fundido y de calidad superior a lo que cabría esperar. Además, el pan no es el típico de bolsa y aunque acabó por desmoronarse, se presenta tostado

Detalle CorteBurger Non Stop BurgerEn definitiva, Non Stop Burger no le va a cambiar la vida a nadie, pero si tenéis hambre, estáis por la zona y vuestro presupuesto es ajustado, es una opción más que decente para comer a buen precio y seguir con vuestras tareas. El servicio es rápido y el local está limpio, que siempre es de agradecer, como también lo es el salir, de vez en cuando, de ese halo de calidades y a veces, postureo que rodea a nuestras amadas burgers para, simplemente, dejarse llevar por la guarrería, mancharnos las manos y pasar a otra cosa.

PRECIO DEL MENÚ HAMBURGUESERO: 9 €

Puntuación: 
3
Dirección: 
Calle de Atocha, 118
28012 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario