MUNCHIES: Un take away divino



La Calle Huertas y sus aledaños se ha convertido en refugio para guiris casi las 24 horas del día y parece que esos antros en los que pasamos nuestra juventud entre copa y copa se han ido apagando (aunque alguno queda) para ir dejando paso a los vinos, las tapas y las raciones. Y así llegamos a Munchies, un pequeño local, orientado más al take away que al consumo en sus mesas, donde nos ofrecen disfrutar con comida basada en el estilo tex-mex, con algunas opciones venezolanas y muchos, muchos zumos, con un atractivo especial, esta abierto, prácticamente, toda la noche

Collage Local MunchiesAunque es mejor pedir para llevar, podemos probar su carta en una de las pocas mesas que hay y sentarnos a saborear nachos, bocadillos, perritos calientes o por supuesto, hamburguesas. Nos prometen calidad y sobre todo, ingredientes naturales, hechos en el día con las manos del propio equipo, presumiendo de que no tienen plancha ni freidora, por lo que todo se cocina en horno. En cuanto a precios, son bastante atractivos y aunque tenemos alguna opción un poco más subida de tono, por lo general, no nos costará mucho pegarnos un homenaje.

Collage Carta MunchiesPara ir haciendo hambre, pedimos unos nachos cubiertos de chili con carne, pico de gallo y guacamole, todo casero y preparado ante nuestros ojos y sin picante, aunque se le puede poner a gusto del consumidor. Las tortillas son de bolsa, pero el resto de ingredientes son casi preparados al momento y juegan muy bien, llamando poderosamente la atención el guacamole, muy fresco y saboroso, como el pico de gallo, con su cilantro, que nos vuelve locos. Sin duda, una gran opción para empezar.

Nachos MunchiesDespués llegaron unos cuantos perritos que, haciendo una excepción, nos sirvieron cortados para poder probar más. En todos, la salchicha es la misma, finita, pero rica, con una textura ideal. A ésta la acompañan todo tipo de guarniciones, dependiendo del estilo que elijamos; desde carne mechada, hasta pollo, jamón, etc. Muy contundentes y deliciosos, justifican la visita por sí solos.

Hot Dog Munchies

Y ahora le toca el turno a las hamburguesas, concretamente a las más vendidas por la dueña del establecimiento. La Munchies, la de la casa, con lechuga, tomate, cebolla, queso y bacon. Sencilla, como debe ser, donde la carne adquiere protagonismo, aunque nos pareció un poco más seca y apelmazada de lo normal, debido, posiblemente, a ser cocinada en horno, por lo que la saboreamos asada y puede perder algo de sus jugos. Aún así, se trata de un bocado ligero.

Hamburguesa Munchies

En el otro lado de la mesa estalló la bomba en forma de burger mexicana o lo que es lo mismo, carne rellena de queso y jalapeños, bacon chili con más carne y guacamole. Un espectáculo de dimensiones considerables y con unas gotitas de chile habanero, que aunque pica como un demonio, potencia los sabores sin quemarnos las papilas gustativas. Del resto de ingredientes, sólo decir que juegan estupendamente bien y su sabor se aprecia escalonado y equilibrado.

Hamburguesa Mexicana Munchies

En ambas opciones, el punto de la carne está más pasado de lo que estamos acostumbrados, ya que su forma de cocinado hace más difícil su control. Aun así, es jugosa, aunque, como decimos, algo más apelmazada, de picado.

El panecillo, que no se tuesta por motivos logísticos, es esponjoso, a medio camino entre el típico americano y de chapata y aguanta en todo momento sin desmoronarse (cosa complicada en el caso de algunas opciones).

Detalle Corte Burger MunchiesComo acompañamiento de casi todas las burgers tenemos patatas "fritas" en el horno, cortadas en bastones, caseras y muy ricas, sobre todo por su textura. En el caso de la mexicana, éstas se sustituyen por nachos, con más guacamoles y más chili. Un locurón.

Tras todo esto, no pudimos con ningún postre, aunque durante toda la experiencia cayeron un par de zumos naturales, hechos al momento, que nos supieron a gloria y que fueron el broche perfecto a una experiencia muy recomendable en términos generales. Y es que Munchies se posiciona como el sitio ideal de la zona para comer rico después de unas copas o bien tomarse un zumo mientras nos refrescamos a media tarde. Como decimos, es un local pequeño, pero acogedor, con una dueña la mar de simpática y unos precios muy interesantes. Gran lugar para conocer y repetir.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 ZUMOS: 7 €

1 NACHOS (OPCIÓN 2): 7.5 €

1 HOT DOG CARAQUEÑO: 5.5 €

1 KIKI DOG: 5 €

1 HOT DOG PROVENZANO: 4.8 €

1 HOT DOG GRIEGO: 4 €

1 HAMBURGUESA MUNCHIES: 7 €

1 HAMBURGUESA MEXICANA: 12 €

TOTAL: 52.8 €

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Calle de las Huertas, 25
28014 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario