MOLA GRILL: Hamburguesas guays con su toque de carbón



La zona de Diego de León es una de las más transitadas de Madrid y fruto de ello son los miles de bares que podemos encontrar por la zona, pero siempre hemos echado de menos tener una referencia para zamparnos una buena hamburguesa sin morir en el intento. Pues bien, parece que ese hueco ya se ha llenado y de qué manera. Mola Grill ha llega sin hacer mucho ruido, ocupando el espacio de un antiguo bar, sin muchas florituras en lo que a decoración se refiere y un sevicio la mar de amable.

Collage Local Mola GrillEn la carta, además de entrantes variados y alguno que otro latino, tenemos a nuestras amadas hamburguesas como protagonistas. Con unos precios que rondan los 11-12 € de media, dudaremos a la hora de elegir cuál llevarnos a la boca. Además, cuentan con un menú diario muy interesante, que varía la burger según la jornada e incluye refill  de refresco o cerveza y postre o café (además de la ensalada como alternativa a la carnaza) por 12 €.

Collage Carta Mola GrillNo pudimos evitar animarnos por esta opción, que nos explicaron de forma muy amable. Para esta ocasión pudimos probar la Bacon Grill, es decir, una cheesburger con carne de Black Angus al carbón, que impregnó con su aroma toda la mesa nada más llegar y un queso Cheddar muy bien fundido y cremoso pero que, al igual que el bacon, se rinde ante el saborazo a parrilla con el que nos impacta la carnaza.

Hamburguesa Mola GrillY es que ésta es la gran protagonista, con un peso de 200 gramos, la barbacoa hace que hasta la raza de su origen quede en una simple anécdota en la carta. Eso sí, el picado es ideal y el punto de cocinado también, sobre todo teniendo en cuenta que han abierto muy recientemente.

El panecillo que abraza el conjunto es un brioche con semillas de sésamo, que cada vez vemos más, ligeramente tostado y fresco. No aporta nada de locura, pero sí que está ahí, acompañando y haciendo que los jugos no conviertan todo en un puré.

Detalle Corte Burger Mola GrillComo guarnición tenemos patatas fritas caseras, cortadas en bastones y con un pequeño punto de soufflé que nos gustó bastante. Muy buena ración con la que disfrutar hasta el fin.

Y de postre, pocas opciones entraban el menú, concretamente, podíamos elegir el sabor del helado: chocolate o vainilla. Una cremosa bola con sirope y nueces que, aunque cubre las necesidades, nos deja esperando alguna otra cosa.

Postre Mola GrillEn definitiva, Mola Grill es todo un descubrimiento, que cumple con creces y que se convierte, por derecho propio, en un lugar a tener en cuenta si estamos por la zona y queremos una hamburguesa rica y con buen sabor a carbón. Para la próxima visita, prometemos colarnos en la cocina a ver esa parrilla que, a juzgar por el resultado, tiene que ser espectacular. Gran serivicio, buenos precios y mejores viandas. ¡Volveremos!

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Calle de Alcántara, 71
28028 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario