MAYE'S BISTRÓ: una sabrosa firma de autor.



Ya os hemos hablado alguna vez de la  explosión hamburguesera que se está produciendo en el nuevo barrio familiar de Las Tablas. Aquí os dejamos un recuerdo de nuestra primera incursión en la zona.

Pues bien, tras muchas recomendaciones y presiones por parte de amigos y conocidos, nos decidimos por hacer una visita a Maye's Bistró, un lugar que, sin duda, se está alzando con un protagonismo más que justificado en el panorama actual de las hamburguesas de autor.

Lo primero que nos sorprende al entrar en Maye's es el tamaño del local, ya que es bastante pequeño y casi siempre está lleno, por lo que conseguir una mesa a veces pasa por reservarla previamente. La decoración es muy diferente a lo que estamos acostumbrados, consiguiendo un ambiente cálido y cómodo y a pesar del tamaño de la sala, en ningún momento te sentirás agobiado por tener las mesas demasiado cerca, un detalle que hay que agradecer.

Al contemplar la carta, es difícil decidirse por una hamburguesa en especial, ya que todo lo que se nos ofrece tiene muy buen pinta y es súper apetecible. Con todos esos nombres de famosos en el ámbito cultural, que le da un punto más de originalidad. Mención especial merece el hecho de tener varias opciones veganas, por lo que todo el mundo puede salir contento.

Para comenzar y para no cambiar nuestras costumbres, ordenamos unos nachos, lo cuales se nos presentaron de forma muy original, como podéis ver en la foto.
Y decimos original porque nos llegan así de limpios, con sus salsas por separado y listos para dippear. Las tortillas son excelentes, nos encanta que esté cogiendo cada vez más auge este estilo y que se vayan apartando los clásicos Dorito's.

En cuanto a las salsas, muy rica la de queso (a la derecha de la foto) y la rosa picante (a la izquierda), combinando perfectamente con las tortillas. Quizás nos dejó un poco más fríos el aguacate sin mezclar con maíz, aún estando muy rico, no nos acabó de convencer la mezcla.

La cantidad, como podéis observar, es más que adecuada para dos personas y os puede llegar a acompañar mientras seguís dando buena cuenta de las hamburguesas, como nos ocurrió a nosotros.
A pesar de que en la carta se aprecia que todas las hamburguesas son de 180 gramos, hemos de decir que es cantidad más que suficiente y que el plato es lo bastante contundente como para no echar de menos más cantidad, sin embargo, se nos ofrece la posibilidad de aumentar el tamaño de la carne hasta los 250 gramos (sólo en versión Orson Wells), por si tenemos un hambre atroz.

La carne es muy rica y jugosa, 100% ternera, aunque se nos queda un poco sosa, aunque pensamos que es más por el tipo de materia prima que por la falta de condimentación. Tendremos que volver para probar las que son mezcla de ternera y cerdo. Muy jugosa y bien cocinada a la parrilla y con el punto bien conseguido.
Debemos de confesar que hacía mucho tiempo que no teníamos en nuestras manos una hamburguesa tan pesada y buena parte de culpa la tiene la cantidad de ingredientes que acompañan a la carne, entre los que destacan los pepinillos, con un fuerte sabor que, a veces, consigue ensombrecer el gusto del conjunto del plato. El queso es, también, muy sabroso, aunque echamos de menos que vaya un poco más fundido. Y el huevo resalta y ayuda a darle un sabor excepcional a la hamburguesa, consiguiendo no convertirla en un tsunami de yema al pasarlo un poco por la plancha.
 
El pan nos gustó bastante, muy suave y esponjoso y que no se desmorona a la primera de cambio, con un buen tamaño y nada grasoso. Un gran acierto que podría haber sido aún mejor si nos lo hubieran presentado un poco más tostado; aún así, no es un detalle que haga caer a la hamburguesa.
La segunda opción fue un poco más original, ya que nos decidimos por una hamburguesa de carne de pollo picada y mezclada con aceitunas que se sale de la norma, pero de un sabor espectacular. Aunque somos más de carnes rojas, nos sorprendió gratamente este plato y su potente sabor, sobre todo por la unión que se consigue con el resto de ingredientes: el tomate seco, el queso feta y salsa mediterránea.
 
Sin lugar a dudas, una hamburguesa especial que nada tiene tiene que envidiar a las tradicionales que, confesamos, nos ha conquistado para siempre.
 
Y como no podía ser de otra forma, todos los platos van acompañados de patatas fritas de estilo casero, en buena cantidad y muy ricas. El toque definitivo para completar unas ricas hamburguesas.
Últimamente nos estamos aficionando a esto de probar postres y tras ver la pinta de algunos de los que nos ofrecieron, no pudimos resistirnos a probar la tarta de zanahoria. Muy ligera y esponjosa y recargada de nueces. Un buen colofón a la buena experiencia en Maye's Bistró.
 
En general, la experiencia en Maye's fue muy positiva, con una mención aparte a la tremenda simpatía de todo el equipo del local, con la jefa a la cabeza, con un buen criterio tanto en el modo de tratar a la gente, como en la calidad de sus platos, de hecho, una de las señales de su buen funcionamiento es el hecho de que hayan abierto un segundo local en Las Rozas. Sin embargo, aún falta algo para que acaben siendo perfectas, aunque, sin duda, están muy cerca de lograrlo.
 
PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA:
 
1 CERVEZA: 2,70 €
1 MIXTA: 2.90 €
1 NACHOS FIESTA: 7.50 €
1 HAMBURGUESA DALÍ: 9.90 €
1 HAMBURGUESA ORSON WELLS (180 GR.): 9.90 €
1 TARTA DE ZANAHORIA: 4.90 €
 
TOTAL: 37.80 €
Puntuación: 
4
Dirección: 
Paseo Tierra Melide, 13/A
28050 Las Tablas Madrid
España

Añadir nuevo comentario