MAD BREWING: Una hamburguesa escondida entre cerveza artesanal



Si hay algo que nos gusta casi, casi tanto como una hamburguesa, eso es una buena cerveza. Y si encima podemos combinarlas en una impresionante fábrica, que nos transporta a otra época o incluso a otra ciudad, ya podemos morir de placer. Y es que, así es Mad Brewing, una auténtica fábrica de cerveza, situada en el polígono industrial de Julián Camarillo, que tiene un pequeño rincón, compuesto por mesas altas y otras corridas y grandes, donde degustar sus creaciones y acompañarlas con unos platillos realmente interesantes y sabrosos. Amigos cerveceros, aquí tenéis un nuevo templo.

Collage Local Mad BrewingComo decimos, olvidaros de la "excusa" que os pongan algunos sitios para posturear, esto es una fábrica de verdad, donde vemos a la gente trabajar y caemos rendidos ante todas las variedades que ofrecen. Además, podemos disfrutar de una carta de sólidos muy apetecible, con opciones para todos los gustos, pero donde destaca el toque de barbacoa, que tantas alegrías nos da. Todo ello con unos precios adecuados a su calidad, incluyendo diferentes menús, siempre con la birra como eje central.

Collage Carta Mad BrewingComo no podía ser de otra forma, cayeron varias cervezas, todas con un toque de IPA muy bien equilibrado y una con sabor (y aspecto) a café, que no sólo nos encantó por sí sola, sino que maridaba estupendamente con las costillas y la burger que pedimos

Cervezas Mad Brewing

Como veis, los detalles de personalización están por todas partes. Un toque más de calidad que consigue una unión casi perfecta con el resto de elementos que componen una visita de 10 obligada para cualquier foodie que se precie.

Al poco tiempo de probar nuestras bebidas, llegó la comida. Hay que destacar un servicio que no sólo conoce a la perfección el producto que vende, sino que también es rápido y eficaz. Aunque hay que admitir que había poca gente, por lo que puede que ésa sea la razón de tal velocidad. Dicho esto, comenzamos con unas costillas bbq (para compartir entre dos personas), presentadas en una bandeja y acompañadas de una patata asada, su mantequilla, ensalada de col morada, pan y dos salsas, una de yogur/agria y más barbacoa. Deliciosas.

Costillas Mad Brewing

Con cocinado perfecto y un sabor excelente, este plato (o bandeja) para compartir ya nos dejaría bien contentos. La carne se deshace en la boca y es jugosa como ella sola. Pero como somos así, pedimos unos acompañamientos que bien podrían ser entrantes, ya que la ración es más que consistente. Por un lado, tenemos la patata aplastada, que no es más que este tubérculo, que traen a la mesa recién sacado del horno y que nos espachurran ante nuestros propios ojos. Mismo sabor y textura que la que acompaña a las costillas, pero en unas cantidades más grandes. El detalle del aplastamiento es original y le da un punto.

Aplastamiento de Patata Mad BrewingPatata Aplastada Mad Brewing

Y por otro lado tenemos unas verduras al horno con queso rallado que, como os decimos, pueden ser un plato único perfectamente. Bien de textura y de cantidad, destacamos la berenjena, que nos volvió muy locos.

Verduras Asadas Mad Brewing

Y ahora así, vamos con nuestra querida hamburguesa, que aquí forma parte de un menú doble, es decir se puede pedir con un primero o sólo con la pinta de cerveza que la acompaña. Eso sí, se sirve sin pan, pero se compensa con grandes cantidades de lechuga, brotes, cebolla y tomate, con una pequeña cama de patatas panaderas que absorben los jugos del conjunto y ganan enteros.

Hamburguesa Mad Brewing

Con un buen picado, esta carne de Black Angus aporta un gran sabor y si pasamos por alto el "bosque" de verduras que la rodea, encontramos un patty muy bien cocinado y equilibrado, que nos dejó una gran sensación, pero que perdió en la comparación con las costillas.

En definitiva, Mad Brewing, aunque joven y apartado de la movida cervecera del centro de la ciudad, es un sitio a tener muy en cuenta, tanto por sus bebidas como por su cocina y que cuenta con las raíces necesarias para convertirse en un local de culto. Buena hamburguesa y mejores costillas en un ambiente cervecero industrial, al que estamos deseando volver tanto por su calidad como por sus precios.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

1/2 PINTA COLABORACIÓN: 3 €

1 PINTA MAD SERIES I: 4 €

1/2 PINTA MAD SERIES I: 2.5 €

MENÚ BURGER + PINTA DE CERVEZA: 9.5 €

BANDEJA DE COSTILLAS: 25 €

1 PATATA APLASTADA: 3.5 €

1/2 VERDURAS ASADAS: 4.5 €

3 PANES: 1.5 €

TOTAL: 53.5 €

Puntuación: 
4
Dirección: 
Calle de Julian Camarillo, 19 (interior)
28037 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario