LA KIKA TABERNA: Progresa adecuadamente



Nos gusta revisitar sitios, para ver si ese potencial que prometen cuando los conocemos acaba de explotar. Así que regresamos a La Kika, una vieja conocida, para comprobar, de primera mano, si es evolución prometida ha cristalizado con éxito. A pesar de que lo primero que vemos es que el local se mantiene prácticamente igual, esta señal no nos asusta, ya que es de las cosas que más nos gustaron en el pasado.

Entrada Kika

La carta sí que es diferente, al menos en formato, aunque también en propuestas, dándole más importancia a nuestras amadas hamburguesas y manteniendo esos platos curiosos, como los pierogi, de los que ahora hablaremos. En cuestión de precios, tampoco ha habido grandes subidas y todo se mantiene en su sitio, aunque ahora tenemos más ofertas y combos, como un 2x1 en burgers los jueves, que no está nada mal.

Collage Carta KikaUna de las opciones que más nos gustaron en nuestra primera visita a La Kika fueron esas empanadillas polacas, de nombre pierogi (9 €), que han cambiado bastante. Ahora se presentan con bacon semi crujiente, queso parmesano y una ligera salsa, con una masa más gorda, carne en su interior y todo en una ración más grande. A pesar de diferir bastante con nuestro recuerdo, siguen estando ricas, se dejan comer muy bien y se convierten en una opción la mar de interesante para compartir.

Pierogi KikaY llega el turno de las hamburguesas (10.9 €), con algunos cambios, pero no los suficientes. Sí que vemos que el pan es más esponjoso y ahora sí que está bien tostado, en su punto y delicioso, pero la carne, de nuevo procedente de ternera blanca, presenta un picado excesivo, aunque se deja comer bien y resulta ligera en boca. Va mezclada con gran cantidad de setas que, a pesar de todo, aportan sabor y se conjugan muy bien con la ralladura de queso parmesano para conseguir un conjunto agradable, pero al que le podríamos pedir mucho más.

Hamburguesa Setas Kika

Sí, la gran protagonista, la carne, a pesar de presentarse en cantidad más que generosa, nos deja un poco fríos por su picado, principalmente. Además, el punto vuelve a estar un poco por encima de lo que nos gusta.

Detalle Corte Burger KikaPor otro lado, la gran supresa de la velada fue la hamburguesa de pollo (10.5 €), crujiente, repleta de sabor, con una salsa tártara suave, pero agradable, que da gusto empezar y terminar. Sin duda, volveríamos sólo por ella.

Y aunque las patatas fritas han cambiado, ahora tenemos un cuenco de este tubérculo, cortado en gajos y congelado, que complementa nuestros bocados carnívoros, pero que no aportan mucho más al mismo.

Hamburguesa de Pollo KikaEn definitiva, aunque parece que en La Kika han querido dar un paso más para contentar al comensal, aún les queda recorrido y detalles que cuidar, aunque van en dirección adecuada. Seguiremos muy de cerca su evolución, con la esperanza de que, en nuestra próxima visita, se nos vaya la cabeza del todo con sus propuestas hamburgueseras.

Puntuación: 
3
Dirección: 
Calle Libertad, 17
28004 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario