LA BURGUESA: Tesoros en forma de hamburguesa



Aparte de las hamburguesas, nos consideramos amantes de nuestra ciudad, Madrid, a pesar de que, siempre que podemos, nos gusta turistear por cualquier parte del mundo. Y como nos apasiona tanto pasear, nos metemos por todas las calles posibles, a veces buscando rinconcitos donde zamparnos una buena burger o simplemente por conocer sitios nuevos. Es así como, después de callejear un poco por la zona de Plaza España, dimos con un sitio curioso, llamado La Burguesa, que no tiene nada que ver con el local homónimo de Barcelona.

Y es que, aunque nos encontramos con un logo con forma de hamburguesa nada más ver su puerta, se trata de un restaurante normal, de menú (muy interesante, por cierto), en el que abundan las mesas y sillas de salón/comedor, pero del que parece escaparse el concepto hamburguesero al que estamos acostumbrados. Con esto no queremos decir que el local sea feo e inhóspito, todo lo contrario, es cómodo, con la distancia justa entre mesas y muy luminoso.

Collage Local La BurguesaEn cuanto a la carta, encontramos platos de todo tipo, con una sección ideal de hamburguesas que no pudimos obviar, como la provoleta, que nos vimos "obligados" a probar o algún que otro postre. Todo con unos precios muy correctos que, en el caso de las hamburguesas, sube dependiendo del tamaño que pidamos, concretamente tres diferentes. Y como dato curioso, se especifica que hay que pedir la burger con dos panes, ya que la forma habitual de servirla es con una tosta debajo, para que, según ellos, la carne adquiera un protagonismo total.

Collage Carta La BurguesaCon toda esta información de carne de Black Angus, parrilla y todo lo demás, sólo pudimos hacer nuestro pedido y esperar con muchas ganas a ver el resultado. Mientras llegaba el momento, el primer signo de calidad hizo su aparición. Una tabla con patatas fritas y salsa rosa nos sirvió de prefacio para lo que luego íbamos a degustar. ¿Os hemos dicho alguna vez que nos encantan este tipo de detalles?

Aperitivo La BurguesaNo tardó en llegar nuestra primera elección, una provoleta al horno muy fina y sin ningún acompañamaiento más que un poquito de tomate picado y una mermelada también de tomate. Como buenos queseros que somos, este plato nos vuelve locos y no pudimos resistir la tentación. Bien fundida, con el centro meloso, haciendo que cada mordisco sea un placer y con un reborde un poco más tostado, que aportaba ese toque crujiente. Lo tenía todo, menos una cosa, la cantidad que, aunque es justa para compartir entre dos, nosotros habríamos pedido varias, hasta no poder más.

Provoleta La BurguesaY así, con grandes esperanzas, llegaron nuestras burgers, de tamaño mediano, o sea 200 gramos y servidas de ambas formas, en panecillo americano y en tosta. Empezamos por ésta primera, compuesta de carne, pimientos del Piquillo y salsa de cabrales servida aparte. Empezamos por la carne, picada en su justa medida y con un gusto a casera que nos encantó. El problema vino con la parrilla, ya que, aunque está marcada, ese sabor característico se nos perdió un poco, por lo que sospechamos del uso de gas para su cocinado.

Hamburguesa Cabrales La BurguesaDe sabor anda un poco coja y se tiene que apoyar en la sal Maldon que veis en la foto. Pero que, en conjunto, brilla de forma espectacular, sobre todo al "mojarla" en el Cabrales, muy suave, pero a la vez contundente.

Estos chicos sí saben trabajar la carne como es debido y el punto, por el cual se nos preguntó a la hora de realizar la comanda, estaba muy bien respetado y conseguido, dejando el interior del filete bien rosadito, como a nosotros nos gusta.

Detalle Corte Hamburgeusa La BurguesaMención aparte tiene el panecillo, aunque entendemos muy bien que no es la forma en la que quieren que se deguste su plato. De bolsa, excesivamente tostado y algo pequeño en relación a la bola proteica que envuelve. Lo veréis en la siguiente burger, pero os lo anticipamos, pedidla con una tosta, porque el resultado es incomparable. Con las mismas virtudes y defectos que la anterior, esta hamburguesa gourmet con bacon crujiente y queso es igual de sencilla que exquisita y su presentación y construcción sólo consiguen potenciar aún más la experiencia.

Hamburguesa Tosta La BurguesaAdemás, como nota importante, da igual la combinación que elijáis, que todas las burgers van acompañadas de unas patatas fritas cortadas finas, muy bien fritas y crujientes, cuya única pega, al igual que ocurre con la provoleta, es que se nos antojan escasas y habríamos deseado comernos un par de kilos más. Incluso bañadas en salsa, aunque sólo sea por usar esas jeringas en las que se nos presenta el ketchup y la mostaza, otra nota más de originalidad.

Salsas La BurguesaCon tal sabor de boca, hasta nos animamos con dos postres, a lo loco. Concretamente, un coulant de chocolate y una tarta de manzana que, todo hay que decirlo, nos hicieron volver a la tierra al dejarnos un poco fríos. El primero, muy correcto, aunque con un cierto regusto a calentado de microondas y un sabor no tan profundo como cabría esperar y en el caso del segundo, lo mismo, un calentado rápido y una manzana que ya había pasado a mejor vida y cuyo papel en el plato era mas testimonial.

Postres La BurguesaEn definitiva y a pesar del último detalle de los postres, con La Burguesa nos llevamos la sorpresa del mes, con unos precios ajustados y una calidad bastante elevada, a la que se suma la simpatía del equipo de sala. Todo un descubrimiento del que estamos deseando dar buena cuenta de nuevo, que está ahí, sin hacer ruido, pero que se cuela en el corazón y el estómago de cualquier persona que atraviesa sus puertas.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 BOTELLAS DE AGUA: 3 €

1 PROVOLETA AL HORNO: 6.95 €

1 HAMBRGUESA DE CABRALES Y PIQUILLO (200 GR.): 10.5 €

1 HAMBURGUESA DE BACON Y QUESO (200 GR.):11.5 €

1 COULANT DE CHOCOLATE: 3.95 €

1 TARTA DE MANZANA: 3.45 €

TOTAL: 39.35 €

Puntuación: 
4
Dirección: 
Calle de Juan Álvarez Mendizábal, 3
28008 Madrid Madrid
España

Comentarios

El pan de sesamo de Bimbo es un poco cutre

Añadir nuevo comentario