LA BRUTA: No cuesta tanto cuidar TODOS los detalles



Lo de la Calle Pez es una locura y no sólo en lo gastronómico. Cada vez que nos despistamos, encontramos un nuevo garito donde degustar platos de moda, fusiones o carnazas. Vamos, que si no es por el mítico Palentino, esta calle tendría rotaciones constantes. Lo bueno es que podemos conocer lugares como La Bruta, donde más que en un restaurante, parece que entramos a un saloncito. Y no es para menos, ya que aquí podemos comer, tomar un cocktail o desayunar/merendar una de las tartas que nos reciben al entrar por la puerta.

Collage Local La Bruta

Como os comentamos, en la carta encontramos un recopilatorio de los grandes éxitos de moda de la capital, como por ejemplo hummus, carnes al grill o nuestra amada hamburguesa, que no puede faltar. Lo malo viene con los precios, ya que, al tratarse de una calle tan concurrida y esa competencia feroz, se suben un poquito más de lo que nos gustaría.

Collage Carta La BrutaAntes de pasar a nuestra amiga, la carne emparedada, nos detuvimos a probar los gnocchi de rabo de toro, que llegaron en una estupenda presentación (no es para menos, ya que la demora en cocina fue notable). Con una textura en su punto y un profundo sabor a guiso, acabamos el plato encantados y hasta pudimos mojar pan en lo que nos quedó en el fondo. Con permiso de la burger, estamos ante un plato que justifica la visita por sí solo.

Gnocci de Rabo de Toro La BrutaPero la gran protagonista de la experiencia fue, sin lugar a dudas, la hamburguesa, con un patty de carne que se podría decir que es una albóndiga, prácticamente redondo y con un queso fundido que casi era uno con la carne. Una delicia a la vista y también al gusto, cumpliendo, una vez más, la máxima del "menos es más", ya que la sencillez es la reina de esta combinación. Quizás en todo este festival, falla un poco la salsa de pimientos de piquillo, que se queda un poco sosa, pero no la echamos mucho de menos, porque la cebolla pochada casa tan bien con la carne, que no necesitamos más para disfrutar.

Hamburguesa La BrutaAdemás, el punto de la carne está clavado y lo comprobamos comparando todas las que llegaron a la mesa. Con un picado ligeramente compacto, el condimentado de la misma también es súper equilibrado y la mordida es casi perfecta. Una experiencia que se ve ensombrecida únicamente por el panecillo, de bolsa, que no aporta nada y que ni siquiera viene tostado. El fallo más importante del plato.

Detalle Corte Burger La BrutaCon la hamburguesa viene una acompañamiento de patatas fritas, cortadas en gajos, caseras y muy bien fritas, con su toque de confitado que sólo pueden tener una pega, se quedan escasas, sobre todo cuando la hamburguesa no es muy grande y esperamos quedarnos satisfechos con el acompañamiento.

Tras esto, no nos quedó otra que probar los postres. En este caso, compartimos una macedonia muy generosa. La fruta es fresca la cremosidad la aporta un helado que corona el conjunto. Un postre simple, pero efectivo.

Macedonia La BrutaNuestro lado golosón no pudo evitar pedir la tarta de queso, muy cremosa, aunque en una ración justita de tamaño. El sabor reina en este postre, perfecto para terminar después de la burger e irnos contentos, si es que no caemos en la tentación de su coctelería ;) Eso sí, por favor, desde aquí queremos hacer un llamamiento: no pongan nata de bote en postres caseros.

Cheesecake La BrutaEn definitiva, La Bruta se ha convertido en una grata sorpresa para un plan improvisado y motivado por nuestra hambre hamburguesera donde, si no es por los precios, se puede puede disfrutar de principio a fin. Con un servicio y una cocina lentos, la comida está a la altura, aunque la hamburguesa tenga algunos puntos débiles y un tamaño que no se equilibra con lo que pagamos por ella. A falta de una estabilidad necesaria para hacernos completamente felices, encontramos ciertos aspectos que nos hacen tener ilusión y ganas de repetir para ver si los mejoran.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

1 DOBLE DE CERVEZA: 2.5 €

1 AGUA: 1.8 €

1 COPA DE VINO: 2.9 €

1 GNOCCHI DE RABO DE TORO: 12.9 €

2 HAMBURGUESAS: 24 €

1 MACEDONIA: 5.5 €

1 CHEESE CAKE: 5.5 €

TOTAL: 55.1 €

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Calle del Pez, 11
28004 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario