LA ALEGRÍA DE LOS HUERTA: Una de las hamburguesas más caseras de la capital



Muchas veces hablamos de las hamburguesas gourmet y las batalleras, pero nos olvidamos de un estadio a medio camino y que nos teletransporta a nuestra infancia, cuando disfrutábamos de las burgers que nos hacía la mamma y todo era más sencillo. Hablamos de las hamburguesas caseras, que se caracterizan por ofrecernos ingredientes de calidad y un mimo al cocinarlos muy especial. Pero antes de entrar en esos detalles, os contaremos que La alegría de los Huerta, situado en la Calle Infanta Mercedes, no es más que un bar/cafetería/restaurante de los de toda la vida, a los que la gente va a disfrutar de sus menús, con una decoración agradable, pero sin grandes estridencias ni moderneces. Eso sí, raro es el día que no se llena para comer.

Collage Local La Alegria de los HuertasY fiel a este tipo de conceptos, los precios de la carta son realmente asequibles (más aún cuando somos conscientes de la zona en la que se encuentra) y podremos encontrar desde cocidos madrileños hasta hamburguesas y mucha más variedad sin dejarnos n agujero en el bolsillo. De hecho, por ejemplo, la burger más cara, la Sibaritas, cuesta 10.5 € y si os fijáis en la descripción de ingredientes que aparece en la foto que sigue a estas líneas, podréis ver que consta de ingredientes muy especiales.

Collage Carta La Alegria de los HuertasCon todo esto sobre la mesa, nos animamos a pedir lo que aquí se llaman Alegrías Especiales, que no es más que un menú de plato único, con bebida y postre incluido. Y cómo no, elegimos dos hamburguesas de la carta, concretamente, la de la Tierra y la de los Huerta, elegidas tras seguir las recomendaciones de los camareros, muy atentos y simpáticos en todo momento.

Hamburguesa de la Tierra La Alegria de los HuertasCuando nos llegó esta Hamburguesa de la tierra, no pudimos más que soltar una sonrisilla fruto de la ilusión al ver que se trata de un plato consistente, con buenas cantidades de ingredientes y en su justa medida. Si bien es verdad que el panecillo luce un poco desproporcionado con respeto a la carne. Y hablando de carne, aquí nos encontramos con el toque más casero de nuestras últimas visitas, ya que se trata de un filete casi ruso, con perejil, ajo y pimienta, como nos lo hacía mamá en casa. Con un picado suave, de carnicería, esta carne se deshace al primer mordisco y juega muy bien con la salsa que la acompaña. Además, los champiñones, el queso de cabra y la cebolla pochada se mezclan en una harmonía casi perfecta, donde ningún ingrediente parece que quiera destacar sobre el resto.

Detalle Corte Hamburguesa La Alegria de los HuertasQuizás el punto más negativo se lo lleve el cocinado de la carne, ya que, aunque se nos preguntó y aún habiendo elegido puntos distintos para cada burger, nos llegaron iguales, es decir y como veis en la foto, al punto, ni muy hechas ni poco cocinadas. Pero bueno, no lo tuvimos muy en cuenta, ya que no se trata de filetes de carne al uso y este nivel de cocción le iba bien.

La otra "víctima" fue la de los Huerta, la hamburguesa familiar que, después de haber probado la que precede a estas líneas, nos dejó el corazón latiendo un poquito menos. Principalmente porque se trata de un plato más habitual, en el que la carne sigue teniendo su protagonismo, pero en el que el queso de cabra quiere alzarse con la corona de rey del plato, junto con la cebolla, lo cual nos distrae un poco.

Hamburguesa La Alegria de los HuertasAunque hemos hablado antes del tamaño del pan, de tipo mollete, fresco y agradable, no os creáis que sobró nada, ya que a cada bocado se iban ajustando las cantidades y todo adquirió las proporciones adecuadas. Además, se nos presentó bien tostadito, tanto por dentro como por fuera, lo cual siempre es de agradecer.

Como habréis visto en las fotos, las hamburguesas no pueden venir mejor acompañadas por unas patatas caseras (por supuesto), muy bien fritas, esponjosas y de las que nos podríamos haber comido varios kilos. Aún así, la ración es más que adecuada.

Y ya que entraba en el menú y que nos encontramos en unas fechas tan entrañables, no nos pudimos ir sin probar el roscón de reyes, aunque quede un poco todavía para que sus majestades de oriente lleguen a nuestras casas cargados de regalos.

Roscon La Alegria de los HuertasDe nuevo lo casero hace gala en este roscón muy suave, aunque algo apelmazado, con una fruta escarchada deliciosa. Echamos de menos un poco de almendras en su cobertura y que el azúcar estuviese más sólido, pero bueno, eso es cuestión de gustos y este postre nos endulzó lo suficiente como para que se convirtiera en un colofón estupendo a nuestra visita.

En definitiva, tras una recomendación muy adecuada, hemos podido conocer las hamburguesas de La alegría de los Huerta, un local muy agradable, con un gran servicio y una comida muy por encima de las expectativas. Con unos precios bastante adecuados y una cocina en la que saben lo que hacen, se posiciona como un lugar adecuado para comer de menú (o no) y disfrutar con todo lo que su variada carta nos ofrece. Además, nos chivaron que están haciendo cambios y pronto tendrán más novedades hamburguesras, por lo que, si ya pensábamos repetir por aquí, ahora ya será una cuestión obligada.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 ALEGRÍAS ESPECIALES (BEBIDA + BURGER + POSTRE O CAFÉ): 9.5 €

TOTAL: 19 €

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Calle de la Infanta Mercedes, 35
28020 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario