HAMBURGUESISMO CASERO: XVII: Hamburguesa doble picante con mucho extra de queso



¿Qué pasa cuando el tiempo no acompaña y apetece tarde de película, sofá y mantita? Que la pereza y el frío nos hace quedarnos en casa, pero no por ello se nos quitan las ganas de comer una buena hamburguesa

Bodegón Leo Boeck

Aprovechando que teníamos la nevera bien provista de algunos ingredientes que pedían a gritos apuntarse a una fiesta en honor a las burgers con solera, decidimos probar las carnes de Leo Boeck, una fábrica de embutidos catalana con orígenes alemanes, unida al establecimiento de comida rápida Frankfurt, que seguro muchos conocéis por sus perritos. 

Chalotas y Quesos

Entre sus propuestas, nos llamó la atención una burger de toques picantes, así que para acompañarla, nada mejor que añadirle lácteos. Unas buenas lonchas de queso para fundir y queso Roquefort, que con unas chalotas y una panceta bien desgrasada y crujiente, se convertían en los aliados perfectos de la carne.

Pero veamos los ingredientes desglosados para una burger:

Dos hamburguesas picantes Leo Boeck.

Seis lonchas de queso para fundir.

Queso roquefort.

Cuatro chalotas

Aceite y sal.

Dos panes de hamburguesa tipo brioche.

Ajos y Bacon

En una sartén tipo parrilla colocamos los trozos de panceta, puesto que suelta mucha grasa, ello nos servirá de "aceite" para dorar las chalotas, que vamos cocinando a la par en la misma sartén.

Cuando la panceta está en su punto de crujiente, la sacamos y reservamos en un plato con papel absorbente, repetimos la misma operación con las chalotas. Retiramos la grasa sobrante de la sartén dejando unas gotitas que nos ayudarán a cocinar la carne

Carne en Parrilla

Los patties de carne no son muy gruesos (100 gramos cada una), con lo que aprovechamos su escaso tiempo de cocinado para tostar el pan. Tres minutos por cada lado será suficiente para que la carne nos quede jugosa, pero estaremos atentos, ya que pasado el primer minuto del siguiente lado, colocaremos encima de cada burger tres lonchas de queso.

Pan TostadoPodemos ayudarnos de una tapa encima de la sartén para hacer que el queso fundido se adhiera bien a la carne gracias al vapor conseguido. Después, apagamos el fuego y retiramos mientras vamos montando nuestra hamburguesa.

Ponemos en la base del pan las chalotas. Encima un patty con su queso bien fundido, colocamos el otro patty también con su queso y añadimos la panceta y el queso Roquefort.

Burger Picante

Como veis no quisimos añadir ninguna salsa y es que gracias a la melosidad del queso, esta hamburguesa no necesita más extras que ese crujiente de la panceta y el punto amargo del roquefort. 

La carne, de paletilla y panceta de cerdo, la encontramos bien picada, con trozos que se deshacían en la boca, y que nos sorprendió por no tener ese punto compacto que suele acompañar a las hamburguesas preparadas de carnicería

Detalle Corte Burger Picante

En cuanto a la intensidad, debemos decir que hará las delicias de cualquier amante de los sabores intensos. Todo ese picante lo lleva incorporado la carne, lo cual nos hace perder en cierto modo su sabor, pero a su vez nos llena la boca de auténtica explosión volcánica.

La elección del pan tipo brioche fue todo un acierto, ya que aguantó perfectamente cada mordida, ayudándonos a que la carne, entre tanto baile con el queso, no terminase fuera del emparedado. 

Patatas Fritas

Y como no hay nada mejor que acompañar la burger de unas buenas patatas, quisimos aprovechar los sobrantes de la panceta y quesos para añadirlo a nuestras papas. Así, tras freír unos bastones con su propia piel en aceite bien caliente, al servir añadimos el resto de ingredientes por encima, que con su propio calor se fueron fundiendo. ¡Toda una delicia!

Burger Leo Boeck

Ya sabéis, si queréis obviar las salsas picantes pero a la vez disfrutar de todo ese punch picantón, esta preparación de Leo Boeck, al llevarlo incorporado a la carne, se convierte en una buena opción para hacer arder vuestro paladar. ¡Qué aproveche!

Añadir nuevo comentario