HAMBURGUESAS POR EL MUNDO: Oval, la experiencia de sentirse un cocinillas en Barcelona



Ya os contamos hace unas semanas nuestra experiencia hamburguesera en Barcelona, concretamente visitando Timesburg. Pero unos días en la ciudad condal daba para probar otras propuestas, así que tampoco dudamos en dejarnos caer por Oval.

Muy bien situado cerca del Paseo de Gracia, a la altura de la casa Batlló, este local cuya fachada ya se nos presenta original porque carece de letrero a la vista, posee carácter personal por una decoración retro industrial que bien se nos escapa de los establecimientos franquiciados donde todo se nos hace demasiado perfecto.

Collage Local OvalAquí la mezcla de sillas de colegio, junto a otras retro de oficina, con madera conglomerada y ladrillos vistos así como una iluminación muy tenue según nos vamos acercando al fondo del local, hace las delicias de cualquier enamorado de los techos altos y los enclaves con guiños a la arquitectura más industrial.

Fuimos a una hora ya pasada la prudente franja de comidas, lo cual nos hizo poder disfrutar de la experiencia muy a gusto, había público pero muy bien distribuido por el gran local. Nos sentamos en una mesa redonda, que para dos se nos hacía la mar de cómoda, y entonces fue cuando nos atendieron explicándonos el funcionamiento de las comandas.

Collage Carta OvalY aquí vino la verdadera sorpresa, ese punto diferente a todo lo experimentado anteriormente. El encanto de Oval reside en que puedes crearte la hamburguesa a tu gusto, ¡sí, a tu gusto! La carta contiene diferentes ingredientes con, en principio, un precio fijo basado en la elección de un determinado pan, cuatro ingredientes, un tipo de queso, una salsa, etc., todo ello con la idea de que te formules tu propia combinación.

Sí es verdad que también tienen otras hamburguesas sugeridas por ellos, como una de pulled pork que se nos quedó en antojo, pero lo que nos gusta es que puedas crearte tu propia burger sintiéndote así un verdadero cocinillas. Seguramente esto lleve a que haya comensales que lleguen a hacer verdaderas mezclas escalofriantes, pero para quienes nos gusta cocinar, el poder pensar qué ingredientes encajan más y qué combinación estará más buena, es toda una experiencia.

Eso sí, seguramente pedir nos llevó más tiempo, porque no deja de ser algo similar a cuando hacemos la compra para prepararnos la burger en nuestra cocina, sólo que en Oval eliges y tu creación llega a tu mesa directa para comer, ¡y sin mancharte las manos entre fogones!

Hamburguesa de Pollo Oval

Marcando las casillas de la carta en papel, nos creamos una burger de pollo con pan brioche, queso azul de oveja, tomate, rúcula, cebolla de Figueres, zanahoria y como salsa un chutney de mango. La otra combinación fue con ternera de Nebraska (esta carne lleva suplemento), pan de cerveza, queso provolone, cebolla crujiente, rúcula, pepino, pimiento asado y de salsa mostaza de Dijon.

Las patatas no están incluidas con la hamburguesa pero pedimos una ración con queso. Nos gustó la idea de poder pedir boniatos, pero estaban fuera de temporada. Las fritas es lo que primero nos llegó y, aunque congeladas y blanditas por el lácteo fundido, gracias a esto último, al pimentón y a la salsa de tomate, no dejaban de ser un vicio que nos ayudó a no pasar tanto hambre mientras llegaba el resto de comida.

Papas Fritas Oval

Al rato y tras avisar a una de las camareras, en cuanto le dijimos que nos faltaban las burgers salieron de inmediato, algo que en principio nos hizo pensar si no estarían frías, pero afortunadamente estaban en su punto de calor. Y las dos con su banderita correspondiente con nuestros nombres.

La de pollo muy interesante la mezcla con ajo y perejil, algo que quizá ayudaba a bajar los puntos dulces debido al brioche, al chutney de mango y la zanahoria, aunque de la hortaliza nos gustó ese crujiente que nos dio esa textura que buscábamos.  Lo mejor, sin duda, ese queso azul de oveja, que estaba para ponerle un piso en Las Ramblas o pedirlo aparte con una buena hogaza de pan.

Hamburguesa Nebraska Oval 2

La de carne de Nebraska poco podemos identificarla porque era nuestra primera experiencia con ella. No nos pidieron el punto pero intuimos que su política es la de servirlas al punto, que en este caso estaba conseguido, así como una picada muy correcta. Jugosa pero sin atisbo de grasa.

Muy rico el pan de cerveza, con sabor intenso, sin tostar como también vino el brioche, aunque no lo echamos en falta. El provolone casaba muy bien con el pimiento asado, el pepino le daba un poco de frescor y la cebolla ese crujiente indispensable en boca. Eso sí, matamos un poco todos los sabores con la mostaza de Dijon, pero es que las cantidades de salsa son copiosas y nos vinimos muy arriba ya que la sirven aparte.

Detalle Corte Burger

Sin duda Oval es ese sitio donde cada visita, más que acudir en peregrinación a por tu hamburguesa favorita, todo se da la vuelta pensando en las combinaciones infinitas que puedes hacer, lo que da pie a dejarse caer viviendo cada vez una experiencia distinta de sabores. Un restaurante interesante porque se ve que cuidan el producto de sus ingredientes a nivel de ofrecer alimentos distintos como esa cebolla de Figueres o la gran variedad de panes.

En definitiva, un lugar muy distinto a lo que estamos acostumbrados, que ya nos encantaría si pudiésemos elegir el punto de la carne, pero al que agrademos la posibilidad de poder sentirnos  chefs por un día.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 REFRESCOS: 2,8 €

1 RACIÓN DE PATATAS FRITAS: 3,3 €

1 SUPLEMENTO DE QUESO: 0,6 €

2 HAMBURGUESAS PERSONALIZADAS: 17,8 €

1 SUPLEMENTO DE CARNE: 1,5 €

TOTAL: 26 €

Puntuación: 
4
Dirección: 
Carrer de València, 199
08011 Barcelona Barcelona
España

Comentarios

Parece que no solo esta bien el local si no tambien los precios y mas para Barcelona... y la zona que está lo apunto xsi
Imagen de HeM

Sí, amigo Alfredo, algo se mueve en Barcelona y aunque los estilos son diferentes a los de nuestra ciudad, se puede disfrutar bien y a buen precio. ¡Avisa cuando vayas!

Añadir nuevo comentario