HAMBURGUESAS POR EL MUNDO: Black Label Urban Grill, la desilusión malagueña



Con motivo de un viaje de fin de semana a la preciosa Málaga, realizamos un peinado por sus calles con el objetivo de encontrar una hamburguesa con la que alucinar. De entre unas cuantas recomendaciones, parecía que Black Label iba a ser el sitio llamado a hacernos tocar el cielo hamburguesero, así que nos encaminamos a todo el centro de la ciudad para entrar en este local, que recuerda en decoración a un Foster's Hollywood, con mesas bastante juntas entre sí y referencias norteamericanas que rozan el estereotipo.

Collage Local Black LabelEn la carta, de formato bastante pequeño, nos cuentan, desde la primera página, las virtudes de sus productos y su cocina. Primeras calidades, todo hecho a mano, hasta tal punto de que no usan ni artilugios para prensar (que no pasa nada, pero bueno) y hasta presumen de un horno de carbón Josper en el que terminan sus carnes de 180 gramos. Mucha información para un menú tan pequeño, que incluye entrantes variados, burgers (mal escrito) especiales, postres y hasta patatas con diferentes mezclas. Lo peor es que, a pesar de estar en Málaga, los precios son bastante elevados, rivalizando, incluso, con los lugares más caros de Madrid.

Collage Carta Black LabelTras más de hora y media de espera desde que realizamos la comanda y bajo la "atenta" mirada de un servicio perdido y poco profesional, nos llegaron unas alitas de pollo ahumadas en exceso y que nos provocaron una digestión tan pesada que nos lleva a pensar que hay alguna trampa en su cocinado. Piezas enormes y buena ración para un entrante contundente y rico (al menos en un principio), que se convirtió en lo mejor de lo que llegó a nuestra mesa.

Alitas Black LabelComo si un un tapón se hubiese quitado de la cocina, pasamos de estar con una mesa vacía a tenerlo todo reunido sobre ella. Así que nos juntamos, también, con la Big Label, es decir, una bacon cheese burger de toda la vida, pero con su carne, de Black Angus (dudamos) dividida en dos discos de 90 gramos cada uno que llegaron pasados, a pesar de preguntarnos por su punto y responder que, a causa del grosor de los patties, no los íbamos a pedir poco hechos.

Hamburguesa Big Label Black LabelDe aspecto no está mal, a pesar de llamar, de forma poderosa, nuestra atención un pan de estilo brioche, con semillas de sésamo, demasiado grande, casi, casi pasado y que hace mucha bola. Además, no viene tostado y su ingesta se convierte en una tarea titánica. El queso, el otro elemento llamativo, se queda en una sensación visual, como si llevase en estado líquido mucho tiempo, haciéndonos echar de menos su sabor y cremosidad. Pero el pecado es la carne, ésa de la que se vanaglorian en la carta y que, además de su punto pasado y su sequedad, presenta un exceso de salado considerable, consiguiendo que nos costase hasta terminar con ella.

Detalle Corte Burger Black LabelSin ganas de probar más cosas, nos fuimos alucinando por haber "disfrutado" de una hamburguesa de carne compacta (a pesar de ser amasada a mano) y seca, que nos dejó con una sed animal el resto del día y cuya experiencia redondeó un servicio despistado y perdido, con cierta actitud desafiante y orgullosa. Y es que, aunque no somos muy amigos de las expectativas previas, nosotros las teníamos muy altas, ya que confiamos en el paladar de las personas que nos lo recomendaron, pero el choque con la realidad nos hizo, casi, soltar una lagrimita al atravesar la puerta en nuestra salida.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

1 REFRESCO: 2.2 €

1 CAÑA DE CERVEZA: 1.7 €

1 ALITAS: 7.5 €

1 BIG LABEL: 10.5 €

TOTAL: 21.9 €

Puntuación: 
2
Dirección: 
Calle Álamos, 22
29008 Málaga Málaga
España

Añadir nuevo comentario