GOIKO GRILL: ¡Viva la mezcla!



Todos sabemos que la vuelta de las vacaciones siempre es dura, así que intentamos buscarnos planes que nos ayuden a pasar tan amargo trago. Y qué mejor que rejuntarse con amigos bloggers (los siempre ilustres chicos de Foodstorming, Cooking and Disfruting y la viajera recién llegada Claudia Rodríguez) para montar otro #gastrolío y celebrar la vuelta al cole como se merece. Así que estad atentos, porque venimos cargados con muchas fotos y estamos seguros de que a más de uno se le abrirá un apetito voraz.

Esta vez nos decidimos por visitar y conocer Goiko Grill, un local al que ya habíamos echado el ojo y al que estábamos esperando a una ocasión especial para descubrirlo como se merece.

Lo primero que nos sorprende del local es que es algo reducido, contando como con diez mesas en el salón principal y algunas cuantas más en la terraza. A pesar de ello, la visita se hace realmente cómoda y para nada os agobiaréis con el espacio.

La carta es realmente espectacular, hasta tal punto, que se hace realmente complicado elegir una hamburguesa en concreto y más ahora que han estrenado la nueva edición de 2013 y han aumentado su oferta. Y es que este local, regentado por descendientes vanezolano-vascos, ofrece una gran variedad de platos, con su consiguiente mezcla de ingredientes. Muy original.

Uno de los puntos que más nos pesaron, antes incluso de entrar con el tema de la comida, es, precisamente eso, que tardaron mucho desde que pedimos hasta que nos trajeron los platos, algo inusual, viendo tanto el tamaño del local, como el número de empleados. Pero bueno, pasemos al tema jugoso.

Lo primero que nos llama la atención es la carne, muy jugosa, bien picada y excelentemente cocinada en la parrilla, que hace que no te canses y que siempre quieras más. Además, para los estómagos más inquietos, todas las hamburguesas se pueden aumentar al doble o al triple, es más, nos comentaron que si te comes una triple, no la pagas (eso habrá que verlo ;) ). El tamaño medio de la carne es de 180 gramos, algo más que suficiente.

También fue una muy grata sorpresa el encontrarnos opciones de customización de las hamburguesas, con las que te puedes construir la tuya propia, a tu gusto. Todo un detalle de calidad.

Los ingredientes que acompañan a la carne, como no podía ser de otra manera, casan perfectamente, independientemente de la hamburguesa que pidas y como os hemos dicho antes, se antoja realmente difícil elegir una hamburguesa con estos niveles.

Destacan por sí mismos los quesos, muy sabrosos y perfectamente fundidos, otorgándole un sabor muy especial a la hamburguesa. Para los adictos, como yo, a este producto lácteo, os recomendamos una de las novedades: la Aita Burger, con queso Idiazábal.

El panecillo merece mención aparte. De estilo brioche, muy esponjoso y que no se deshace a con los jugos propios de la carne y las salsas, aunque siempre hay honrosas excepciones que lo ponen a prueba. Además, viene tostado en la propia parrilla, algo que siempre agradecemos. Sin duda, todo un acierto por parte de los chicos de Goiko.

Como podéis ver por las imágenes, todas las hamburguesas vienen acompañadas de patatas fritas gajo que, estando muy ricas, se nos antojaron escasas para el tamaño del plato, por lo que unas poquitas más podrían haber venido muy bien para completarlo todo.

Así que, en general, el balance de este nuevo #gastrolío ha sido muy positivo y hemos conocido un local joven y con muchas ganas por resaltar en un panorama hamburguesero que parece no tener fin y eso que la competencia de la zona es bastante feroz, ya que, además de encontrarnos con muchos restaurantes de todo tipo, tenemos otro local especializado en hamburguesas como es Buns. Pero si los chicos de Goiko Grill saben cómo atajar los detalles que hemos comentado en esta reseña, muy probablemente logren sus objetivos con creces.

Y como siempre, te animamos a que nos sigas en Facebook, Twitter y Google Plus.

Puntuación: 
4
Dirección: 
Calle María de Molina, 16
28006 Madrid Madrid
España

Comentarios

Aprovechamos el puente en Madrid para pasarnos por el que nos habían recomendado como las mejores hamburguesas de Madrid. Fuimos al local de la calle Pez. Pequeño pero correcto. Fuimos a primera hora de la tarde y el local estaba vacío y nos colocaron en la mesa justo al lado de la puerta. Pedimos si nos podían cambiar por el tema del frío y tras mirar bien el el ordenador el chico nos contó nose que milonga de que si tenía nose cuantas mesas de 7,que si no le cuadraban, etc. Vamos q no nos podía cambiar la mesa. A los 5 min entra otro grupo de 3 y les colocan en la más alejada del local y al cabo de un rato otro grupo de 3 en una del medio... En fin que mi mujer se mosqueó un poco. Son detalles que tendrán una explicación pero que joden. A la salida el chico se disculpó. Las hamburguesas muy buenas. La Kevin Bacon muy rica. Con una textura de la carne perfecta. A nosotros las patatas nos vinieron en cantidad y de hecho sobraron porque no había manera de meterse tanto en el estómago. El pan muy bueno cumplió el cometido sin problemas. El punto negativo diría que el precio... 13€ de media sin bebidas es a caro. Aunque es lode normal de este tipo de sitios. Creo que una segunda revisión desde el 2013 no vendría mal. Muy satisfecho con el producto. No se si es del top5 de madrid pero están muy buenas

Añadir nuevo comentario