GOIKITO: Las hamburguesas universitarias de Goiko Grill



La apuesta por la buena gastronomía está cambiando nuestras vidas. Y para muestra un botón. Si hace tiempo que dejásteis la universidad, os invitamos a hacer un ejercicio. Cerrad los ojos un instante, recordad esas tardes de biblioteca en las que una visita a la cafetería de la facultad se hacía indispensable. El estómago pedía carnaza y lo único que podía saciar esas ganas era esa gran hamburguesa batallera.

Ahora imaginad que habéis vuelto a las aulas, os entra apetito de hamburguesa gourmet pero no os da tiempo a llegar al centro. Pues bien, ya no es un problema desde hace unas semanas y es que Goiko Grill sigue expandiendo negocio con el nacimiento de un nuevo local y lo hace nada más y nada menos que dentro del Colegio Mayor – Fundación SEPI en Ciudad Universitaria.

Collage Local GoikitoQue esté dentro del Colegio Mayor y que aún no se haya dispuesto la señalética en el exterior, hace que a unos inexpertos en el conocimiento del intrínseco de calles de la Complutense se nos hiciera un poco difícil encontrarlo. Eso sí, una vez dentro, el recuerdo a la decoración de los otros locales gracias a sus características sillas de colores, nos transportó a Goiko Grill.

Bajo el nombre de Goikito, ya intuimos que existía al menos un cambio de concepto, y es que en este espacio más informal, han apostado por un servicio más rápido, ya que se pide en barra y se recogen las bebidas de la nevera que nos encontramos a la izquierda del local junto al mostrador. Era esa nueva apuesta más informal la que nos hacía dudar por la calidad de sus hamburguesas, y por ello no dudamos en comprobarlo in situ. Y esto es lo que nos encontramos.

Como decíamos, en este local se pide en la barra, allí comprobamos que disponen de una menor oferta respecto a lo que Goiko nos tiene acostumbrados, pero siguen manteniendo algunas míticas como la Kevin Bacon y La Puchi, con lo cual nos venía estupendo para poder comparar y ver si seguían respetando el mismo encanto.

Presentación BurgersGoikito

Nos tomaron nota, cogimos la bebida de la nevera y elegimos una mesa bien soleada para aprovechar el calor que entraba por los grandes ventanales, que por cierto suponen todo un acierto. Sin darnos cuenta nos llegaron nuestras hamburguesas, dispuestas en unas cajas grandes donde hay espacio para ellas y para las patatas que las acompañan.

Las patatas cambian respecto a Goiko Grill, son finas, como las típicas congeladas, aunque son muy crujientes y van condimentadas con varias especias además de un tarrito de salsa barbacoa casera que las eleva un poco de nivel.

Puchi Burger Goikito

Pero hablemos ya de las burgers. Empezamos por la más normal, La Puchi, para la cual nos preguntaron el punto de carne. Acompañada con champiñones en su salsa, bacon y queso americano, además de pan tostadito con mantequilla, la picada de la carne, su sabor y la jugosidad la hacen atractiva al paladar. Y lo que es mejor, no difiere en cuanto a la idea que teníamos de los otros locales.

Detalle Corte Puchi GoikitoAunque sin duda, hay una burger que sobresale del resto y es que al pegar el primer bocado me vimos en aquel bar de carretera, en la frontera entre Maryland y Philadelphia, donde probamos uno de los mejores Cheesesteak Sandwich que hemos comido en la vida. No es para menos, porque esta hamburguesa está inspirada en ese fantástico bocadillo, que hace que la carne picada junto al bacon, el queso americano y la cebolla crujiente se conviertan en un bocado irrepetible.

Kevin Bacon Goikito

Sí, nos tiene enamorados la carne preparada de esa manera. Para poner un pero, había un poquito de exceso de mantequilla en el pan, que no es malo si sois amantes de las tostadas con mantequilla por la mañana pero a esta hamburguesa con un poquito ligeramente para tostar le bastaba.

No podíamos irnos de Goikito sin tomarnos su clásico postre, el mini frozen Oreo, que es una crema de chocolate, con cierto sabor que nos recuerda vagamente a la leche condensada y trocitos de esa clásica galleta. Rico aunque no tan helado como reza su nombre.

Frozen Oreo Goikito

Tras la visita no nos entraron ganas de irnos a estudiar a la biblioteca, sino más bien de sentarnos en los sofás para ver la tele que son cortesía del colegio mayor. Con el solecito que pasaba por los ventanales, el sabor de la Kevin Bacon y el buen rato que nos hizo volver al entorno universitario, nos despedimos, agradeciendo que la hamburguesa gourmet vaya camino de licenciarse entre tanto estudiante.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 BOTELLAS DE AGUA MINERAL: 3 €

1 KEVIN BACON: 9.5 €

1 PUCHI: 8.5 €

2 MINI FROZEN OREO: 5 €

TOTAL: 26 €

Puntuación: 
4
Dirección: 
Av. de Gregorio del Amo, 2 (Colegio Mayor - Fundación SEPI)
28040 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario