GALLETA: Un menú de hamburguesa bastante interesante



Hoy os traemos un local nuevo featuring Lolo R., un amigo al que le gusta el buen yantar más incluso que a nosotros y que se ha currado este pedazo de artículo que esperamos disfrutéis tanto como nosotros.

Logo Galleta BarRecientemente ha abierto en Malasaña el Galleta, uno de esos restaurantes que levanta miradas (y pasiones) de aquel que pasa por la acera de la Corredera Baja de San Pablo. Enclavado en un local con grandes ventanales hay tres cosas que destacan de este lugar:

1)   El nombre, Galleta, porque dicen los mentideros de la villa que el lugar pertenece a un Fontaneda.

2)   Los propios ventanales, que ayudan a que entre mucha luz natural en las primeras mesas, y cuya luz se va atenuando de una forma muy particular hacia las últimas, creando un efecto precioso.

3)   La decoración, que se ve perfectamente, con toda esa maderita. 

El caso es que la expedición hamburguesera partió hacia allí después de un par de intentonas en otros lugares que tienen hamburguesa, aunque no como opción principal del menú. En este caso la carta del Galleta se nutre fundamentalmente de cocina de temporada de estilo europeo, y cuenta incluso con un atractivo menú del día para los profesionales liberales malasañeros.

Collage Galleta BarSin embargo aquí íbamos a lo que íbamos, a probar la carne que viene entre dos panecillos. Y es que en adición al menú del día, el Galleta ofrece también un menú con hamburguesa por 12,50€ que si bien resulta a priori un poco caro, lo cierto es que tiene su qué. 

Cuando llegó la hamburguesa, lo primero que me sorprendió fue el pan. Es un pan magnífico, la verdad, tiene la consistencia justa, no se rompe, no pringa, está perfectamente dorado… vamos, que se nota que han buscado una buena materia prima. Eso sí, para los amantes de la burger clásica de toda la vida, traigo malas noticias: es un pan más estilo bollo que estilo original. Vamos, que es un brioche.

Hamburguesa GalletaLo malo del brioche, según servidor, es que le confiere al plato un punto más dulce; que si te gusta bien, pero que si lo aborreces estás perdido. A mí precisamente me gusta, así que nada que objetar en este aspecto. Sí habéis de saber, queridos hamburgueheads, que el toque dulce del brioche se ve potenciado por un poquito de cebolla caramelizada que culmina la hamburguesa. Luego no digáis que no he avisado.

Con respecto al resto de los componentes, los normales de cualquier hamburguesa al uso. Una buena cantidad de vegetales, en forma de lechuga por un lado y de tomate por otro, junto con un queso fundido a la perfección, y un buen toque de mostaza Dijon. La mostaza Dijon es peligrosa, porque a los que nos gusta nos FASCINA pero al que no, le puede arruinar un plato. En este caso se hace notar pero no es exagerada, así que yo me atrevería a decir que han encontrado la medida exacta para todos los públicos.
Corte burger GalletaY por fin el plato fuerte: la carnaza. Lo primero de lo que te darás cuenta es que se nota que esta carne está hecha de forma tradicional, y no excesivamente prensada. Yo lo prefiero así: permite que la mezcla respire y que resulte más jugosa al paladar. La hamburguesa es de vacuno y se nota calidad en el sabor. En conjunto, como ya he dicho, se desvela como una combinación muy rica, tremendamente jugosa y con un puntito de dulzor que la distingue de otras hamburguesas malasañeras, lo que es siempre algo a favor.

Con respecto a la guarnición, son unas patatas gajo acompañadas de dos salsas (una de ellas, de nuevo, mostaza Dijon) que —si bien a primera vista parecían algo bastas— estaban bastante buenas. El menú se completa con una bebida (una Coca Cola de 20 centilitros bastante escasa en un caso; de una cerveza en el otro) y con postre o café. Resulta un poco caro en su conjunto, sobre todo porque el menú tradicional es más barato que este, que se compone de plato único (?).

En definitiva, una buena hamburguesa en un restaurante no especializado al 100% en esta delicia que nos trae de cabeza. Ten en cuenta que es uno de los platos de la carta, así que no encontrarás excesiva variedad hamburguesera en el Galleta. Eso sí, lo que hacen lo hacen bien, que en el fondo es lo que importa.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA:

2 MENÚS A 12,50 CADA UNO:  25€

INCLUYE: HAMBURGUESA CON PATATAS, BEBIDA Y POSTRE O CAFÉ.

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Corredera Baja de San Pablo, 31
28004 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario