FONTY: Mucho más que un brunch



El brunch, esa mezcla de desayuno y comida, procedente de tierras norteamericanas, cada vez está más de moda en nuestro país. Si a eso le sumamos la más que evidente moda de las hamburguesas, también procedentes del otro lado del charco, tenemos la combinación perfecta. Hay muchos tipos de brunch, pero por lo general se trata de juntar lo dulce y salado en una combinación perfecta (sobre todo en las mañanas más resacosas del fin de semana). Pues si hablamos de dulce, Fonty, situado en pleno barrio de Salamanca y a escasos metros de El Retiro, brilla con luz propia. Este obrador y pastelería cuyo nombre no puede ser más francés (abreviatura de Fointenebleau), tiene una cantidad de bollos y pastelitos que sólo de pensarlo ya nos está subiendo el azúcar.

Pero vayamos por partes. Un local muy cuqui, con un estilo industrial, en el que maderas y piedra están everywhere y que nos hará pensar que estamos en una cafetería de moda, se abre ante nosotros. Cuenta con una gran barra donde ver todos los dulces a los que podemos optar durante nuestra visita y unas mesas amplias para grupos. Un sitio ideal para venir con amigos o con la churri, que seguro que cae rendida ante vuestros pies.

Collage Local FontyCon este despliegue visual sólo podemos esperar que la comida esté a la altura y si nos basamos en lo lleno que siempre está el local a la hora del brunch y de la fama que poco a poco ha ido ganando en las calles de la capital, no podemos más que sentirnos ilusionados, así que vamos a nuestra mesa, la cual fue reservada, cosa que recomendamos, porque no os imagináis la lucha que hay por tener un hueco aquí, y nos ponemos a ojear la carta.

Collage Carta FontyHay varios tipos de brunch, pero a nosotros nos interesa el de hamburguesa (15 €), el cual incluye a nuestra amiga favorita y una bebida. Quizás se eche de menos un postre por ese precio, aunque hemos de decir que las cantidades y la calidad están más que acordes con él.

Además de este tipo de menú "dominguero", también tenemos varias combinaciones, que incluyen dulces, bebidas y demás. Vamos, que la carta está bastante completa y las opciones cubren, de sobra, las necesidades de los más hambrientos. Como curiosidad, diremos que los huevos benedictine, el plato por excelencia que todo brunch que se precie tiene que tener en su lista, tenían una pinta espectacular, así que amenazamos con volver para probarlos, aunque eso será otra historia.

Dicho esto, a por la burger nos lanzamos, bien maridada por una cerveza, una costumbre que no tiene horario y que nos supo, como siempre, de lujo.

Hamburguesa Brunch FontyLo primero de todo, decir que somos grandes admiradores de las carnes que se nos presentan cubiertas por un queso bien fundido, en la foto tenéis la prueba de lo bonicas que quedan. Dicho esto, hablamos del patty, que nos comentaron, es el resultado de tres tipos de carne de ternera diferentes, picada en el propio local y hecha totalmente a mano. Todo esto está muy bien sobre el papel, pero luego hay que demostrarlo in situ y hemos de decir que supera las expectativas con creces. Un gran sabor a carne invade nuestras papilas gustativas y el molido, como dicen ellos, es ideal. 

Del queso fundido ya hemos hablado en su aspecto visual, pero es que, al igual que la carne, su sabor es espectacular y viene tan bien derretido que sería un pecado no pedir esta hamburguesa en Fonty. Y esa fina capa de tomate casero en la que descansa todo, es deliciosa, muy suave y nada invasivo con el resto de ingredientes. Aunque no estamos a favor de las salsas que puedan desvirtuar sabores en una hamburguesa, en ésta es todo un acierto.

Detalle Corte Hamburguesa FontyComo veis, el punto de la carne está muy bien respetado y si le sumamos el sabor a parrilla, nos encontramos con un serio candidato a nuestro Top, sin duda.

Otro ejemplo de cosas bien hechas es el pan. Obviamente es artesanal, creado en el propio obrador y de tipo brioche, con un ligero toque dulce, pero sin empalagar y que aguanta perfectamente en todo momento sin desmoronarse. El toque de calidad también llega con la incorporación de semillas de sésamos negras y blancas y de amapola.

Pero la gran sorpresa vino con las patatas, que no están fritas, ya que no tienen freidora. Nos comentaron que primero se cuecen y luego se pasan por el horno y creednos cuando os decimos que estaban deliciosas, muy jugosas y aportando el toque natural que nos encanta. Como nota "negativa" tenemos que decir que si las dejamos para lo último, se pondrán secas rápidamente, ya que no tienen tanta humedad al haber sido horneadas, pero aún así, son un acompañamiento perfecto a una hamburguesa de nota.

Y aunque nuestro brunch no incluía postre, estando donde estábamos no nos pudimos resistir y nos lanzamos a por los súper ventas del local, una tartaleta de limón un mousse de chocolate, ambos con un precio de 4 € por unidad.

Tartaleta Limón FontyLa primera, realmente fina, con un sabor a limón muy característico, pero que nos encantó. El merengue italiano que la corona deja paso a una masa suave y crujiente que crean el contrapunto perfecto a la hamburguesa.

Y la segunda opción, el mousse de chocolate con naranja, nos dejó realmente sorprendidos por su esponjosidad y suavidad. También aporta el crujiente de la base de bizcocho de cacao y como siempre os decimos, un placer seguro para los amantes de lo más dulce.

Collage Mousse Chocolate FontyEn definitiva, el brunch de Fonty se nos antoja como una parada obligatoria, principalmente por la calidad de la hamburguesa, además de su ambiente. Eso sí, si os queréis dar un respiro de tanta carne emparedada, aquí tenéis la mejor excusa para hacerlo, ya que la amplia oferta de dulces y salados harán las delicias de más de uno.  A pesar de que a simple vista los precios pueden parece elevados, en Fonty encontramos un gran equilibrio entre la calidad y lo que nos va a costar comer, por lo que, a toro pasado, no lo vemos excesivamente caro. 

Como os hemos dicho al principio, nos ha encantado el local, tanto visualmente como por la calidad de sus productos, mimados hasta el más mínimo detalle. Nosotros lo vemos muy adecuado para compartir con amigos y sobre todo en pareja, ya que puede ser el colofón perfecto a una noche romántica o el mejor inicio de día. Amenazamos con volver y dejar sin existencias de huevos benedictine, dicho queda.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 BRUNCH DE HAMBURGUESA: 30 €

1 TARTALETA DE LIMÓN: 4 €

1 MOUSSE DE CHOCOLATE: 4 €

TOTAL: 38 €

Puntuación: 
4
Dirección: 
Calle de Castelló, 12
28001 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario