ESPECIAL: Del frikadellen al steak tartar o por qué las hamburguesas nos gustan más



Somos hamburgueseros, las hamburguesas nos encantan porque nos apasiona su concepto. Nos fascina la deliciosa carne picada situada entre dos panes que se puede aderezar con todos los  ingredientes que se nos antojen mientras su resultado sea coherente. Hamburguesas condimentadas con sabores orientales, otras con sabores indios, mexicanos, más castizos, las posibilidades son infinitas y el abanico de panes que las acompañan, al igual que el resto de ingredientes que las realzan pueden ocuparnos varias enciclopedias.

FrikadellenNo se conoce con exactitud el origen de la hamburguesa, la historia nos suele remitir al clásico frikadellen alemán, que no es otra cosa que un filete ruso, como decimos en España, que en su caso se acompaña con una salsa de tomate, aunque depende del restaurante. Incluso podemos irnos más allá en el tiempo y pensar en el steak tartar (de carne de caballo) en lo que viene a ser la versión más cruda de la carne picada. 

Steak TartarEsas dos especialidades, cuya carne no se sirve entre dos panes, ayudan a complementar la historia con otro plato, el Rundstück warm, que sin salir de Hamburgo y retrocediendo al siglo XVII, nos da a conocer una receta que sí incluía (e incluye) el pan redondo en la presentación, aunque su relleno sean los restos de una receta cocinada con carne y salseada con gravy. 

RundstuekQuizá aquí veamos un origen más enfocado al bocadillo, aunque la versión más difundida es la que nos situa en la Feria del Condado de Outagamie en Wisconsin (EEUU) a comienzos del XIX, lugar donde un comerciante intentaba vender sin éxito las típicas frikadellen hasta que se le ocurrió la magnífica idea de meter la carne entre dos rebanadas de pan, ¡eureka! 

Feria Condado de Outagamie

De ahí hasta nuestros días, la hamburguesa no sólo se hizo mundialmente famosa, pasando por su periodo más crítico (aunque popular por otra parte) que las convirtió en el plato fast food por excelencia, sino que le ha dado tiempo a pasearse por el antiguo continente para volver con su versión mejorada gracias a las experiencias gourmet.

Y es por ello, por toda esa serie de posibilidades que ha alcanzado el factor gourmet en la hamburguesa, lo que hace que nos encanten. Un frikadellen o un steak tartar son platos de referencia en la gastronomía mundial que sin embargo no han sido casi alterados, pero una burger es algo que actualmente está en plena evolución, que nos hace experimentar con nuevos sabores y que nos hace disfrutar de cada bocado. ¡Larga vida a la hamburguesa!

NY Burger

Algunas de las fotos utilizadas en este post no son nuestras, así que aquí tenéis los enlaces a sus páginas de origen.
 

 

Añadir nuevo comentario