ESPECIAL CINE: El fundador. Homenaje de Hollywood al fast food



Hace poco pudimos ver El fundador, una película a la que ya le habíamos echado el ojo hace tiempo y que, por fin, cayó en nuestras pantallas hamburgueseras. El filme cuenta la historia de Raymond Kroc (interpretado por un sobresaliente Michael Keaton), un vendedor de batidoras de los 60 que, por cosas del destino, conoce a los hermanos Mc Donald, dos empresarios que han abierto un pequeño local en el que dan de comer burgers 15 segundos después de haberlas pedido. Obviamente, el señor Kroc queda fascinado ante la rapidez y el control de calidad de estos dos visionarios y decide que es hora de invertir en el negocio, marcando todo para que no se cometan errores y abrir franquicias a lo largo y ancho del país.

Portada El FundadorÉste es el punto de partida para una historia sobre la lucha y la persecución de sueños, contada de una manera magistral por John Lee Hancock, que nos tuvo enganchados desde el principio, tanto por el tema, como por el ritmo. Todo evoluciona en esta película, en la que el protagonista no es tan bueno y cuando consigue que un pequeño restaurante llamado Mc Donald's se convierta en todo un monstruo, quiere convertirlo en una máquina de hacer dinero, pasando por encima de la calidad; consigue cambiar los batidos caseros por un sucedáneo en polvo para ahorrarse el gasto de las neveras.

Mc Donalds Old SchoolSon varios los guiños del guión a la evolución de la marca, como la velocidad de expansión de las franquicias, lo cual asusta a los hermanos porque piensan que la calidad no se puede conservar. ¿Os suena el paralelismo con ciertos locales de Madrid? ;) O cuando les quieren convencer de vender esos sucedáneos de batidos, a lo que uno de los creadores de la marca comenta "qué va a ser lo próximo, ¿patatas fritas congeladas?".

Verdadero FundadorComo decimos, esta película es un viaje a las cloacas del ser humano con un trasfondo de hamburguesas que, sin ser gourmet, tenían calidad y de cómo, por ambición, se acabaron convirtiendo en el producto que todos conocemos, denostado por nosotros mismos y por gran parte de los amantes de las burgers de calidad.

Detacamos, también, la gran factura técnica, con una dirección de fotografía sobresaliente y una música que nos acompaña a través del tiempo y que evoluciona junto con la interpretación de Keaton y los demás personajes secundarios, a la altura de éste.

Inaugurando Mc DonaldsEn definitiva, tanto si os gustan las hamburguesas de Mc Donald's, como si no, esta película os hará pasar un buen rato, viajando a través de vuestras emociones y comprobando cómo la codicia y la sed de dinero y fama puede transformar a la gente y a los negocios, haciéndolos pasar de humildes e interesantes a máquinas de hacer dinero sin importar nada más.

Fotos cortesía de heguys.comThe Independentstarsat60.comeater.comaveragejoes.co.uk

Añadir nuevo comentario