CILANTRO Madrid: A un par de pasos para alucinar con sus burgers



Cuando echamos la vista atrás, nos damos cuenta de que los años pasan que da gusto. Éramos muy jóvenes en esto de escribir sobre hamburguesas cuando visitamos Cilantro Gastrobar por primera vez. Inocentes nosotros, dimos con una burger de calidad, con un producto muy bien tratado en un local pequeño, sin mucha floritura y su humilde terraza. Con el tiempo en perspectiva, el establecimiento ha cambiado poco (eliminando lo de gastro bar), aunque su zona exterior sí se ha adaptado, ofreciendo un espacio acotado y cómodo donde sentarnos a comer o disfrutar de un copazo.

Collage Local Cilantro

En la carta sí que hemos encontrado unas cuantas diferencias, sobre todo en nuestra querida carne emparedada, fruto de un cambio en la cocina que no sabemos si ha sido para mejor o para peor, pero ahora podemos elegir con gran variedad y encima de buey, según nos dicen. Eso sí, los precios siguen siendo un poquito más altos que los de la media que tenemos. Encontramos una gran variedad gastronómica, focalizando en la calidad de producto. Además, disponemos de un menú del día muy interesante, al menos sobre el papel.

Collage Carta Cilantro

Empezamos con un tomate enorme, aliñado con AOVE, sal de Formentera y adornado con unas hojas de crujientes de albahaca. Aquí el producto es la clave, aunque también el punto más negativo de un plato espectacular y con el que se nos deberían salir los ojos de las órbitas, pero que se queda en una pieza grande de tomate soso, casi sin sabor, al que le tuvimos que echar más sal poder percibirlo. Eso sí, el tamaño es más que ideal para comenzar compartiendo.

Tomate Aliñado CilantroAhora le toca el turno a las hamburguesas, de las que teníamos muy buen recuerdo (al menos de la única que tenían en carta cuando conocimos el local). Empezamos por una clásica, sin complicaciones, para conocer cómo se hacen las cosas ahora y encontramos un buen tamaño, con una carne cocinada en plancha, a pesar de sus marcar de parrilla y de la que echamos en falta algo más de potencia de sabor.

Hamburguesa Clasica CilantroEl queso ayuda a subir puntos aquí, muy bien fundido y aportando sabor, aunque rápidamente volvemos a bajar nuestra sonrisa con la cebolla crujiente, que sólo aporta textura, al igual que la salsa barbacoa, a la que le pediríamos un poco más de punch. Por otro lado, el picado es agradable, muy casero, dejando un gusto a casero que nos encanta. Lo malo es el punto de la carne estaba un poco por encima del solicitado, fallo que, aunque no es grave, nos da un poquito de bajón.

Detalle Corte BurgerPor otro lado, nos fuimos a una hamburguesa más elaborada, con un sabor a su ingrediente principal, la trufa que casi no deja degustar el resto de ingredientes, donde hasta la cebolla caramelizada se queda en la sombra más absoluta y el crujiente de anacardos (o simplemente anacardos troceados) sólo aportan un toque crunchy. Tenemos aquí una burger irregular, que podría estar mucho más equilibrada para ser disfrutada, pero con la que nos costó acostumbrarnos a su bocado.

Hamburguesa con Trufa CilantroEl pan fue un factor que nos hizo dudar según engullíamos, ya que, a pesar de presentarse ligeramente tostado, no aguantaba muy bien los jugos de los ingredientes que abrazaba y se quedaba con un papel testimonial según iba pasando el tiempo y las dentelladas. Muy bonito a la vista, pero no acabó de convencer.

Pero lo peor se lo llevan las patatas fritas que acompañan a las hamburguesas, de tipo gajo, pero congeladas, de las que podemos encontrar en cualquier gran superficie dedicada a la hostelería y que nos hace lamentar una falta de cuidado por los detalles desde la cocina.

En definitiva, si Cilantro nos gustó en su día, ahora nos ha dejado un poco fríos, a pesar de sus propuestas estupendas, a la hora de sentarse a degustar sus burger, se queda cojo y le pedimos más a un lugar que presume de calidad, tanto en sus productos como en su elaboración, pero que no acaba de convencer, por no hablar de sus precios.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 BOTELLAS DE AGUA: 4.2 €

1 TOMATE ALIÑADO: 7.7 €

1 HAMBURGUESA CLÁSICA: 12.85 €

1 HAMBURGUESA CON TRUFA: 15.3 €

TOTAL: 39.85 €

Puntuación: 
3
Dirección: 
Calle Gral. Álvarez de Castro, 7
28010 Madrid Madrid
España

Comentarios

Yo sigo pensando que cobrar 12 o 14 pavos por una burger debe ser porque el producto es brutal. Sigo sin entender en esos precios que no se cuiden las patatas u otras cosas que son las que dan o quitan. Recordeos que ese es el precio de un chuletón en muchos casos...

Añadir nuevo comentario