CHEVCAFÉ: Buen intento en Fuenlabrada, pero falta mucho por hacer



Siempre que nos recomendáis algún sitio que descubrir, lo dejamos todo para acudir al lugar en concreto y probar esas hamburguesas que nos prometen. Así fue cómo llegamos a Fuenlabrada, en busca de las mejores burgers de la ciudad, según varios mensajes que recibimos. Dicho y hecho, el Burgermóvil hizo su parada en ChevCafé, un clásico del lugar, rodeado de bares de copas y discotecas. Y eso fue lo que nos encontramos al poner un pie en su puerta, un local diseñado y decorado para beber copas, de hecho, está patrocinado por un par de marcas de bebidas alcohólicas. Con una gran terraza y un salón bastante amplio, donde la música se apodera del ambiente.

Collage Local Chev CafeAl mirar la carta, lo primero que nos llama la atención es que los precios se acercan peligrosamente a los de la capital, por lo que nuestro nivel de exigencia hamburguesera se eleva con ellos, como creemos que debe ser. Con una oferta que incluye los grandes éxitos de entrantes (con alguna que otra opción más original) y un apartado de hamburguesas muy llamativo y variado, en el que podemos encontrar desde la más básica, hasta una con carne de Wagyu. 

Collage Carta Chev CafeDespués de mucho darle vueltas, nos decidimos por empezar por unos nachos, los cuales nos sorprendieron al llegar a nuestra mesa, ya que la ración es más que generosa. Eso sí, no esperéis mucha calidad, porque estamos ante las típicas tortillas de bolsa, con guacamole prefabricado y una bola de crema agria dura, aunque con sabor. Sin acabar de convencernos, es un plato correcto, sin más complicaciones, pero que, si pedís para compartir entre dos, os costará acabar. Lo más llamativo, la incorporación de de guindillas como toque picante, en lugar de los más que habituales jalapeños encurtidos.

Nachos Chev CafeCon el estómago a un nivel de capacidad alto, llegaron las hamburguesas. No se nos da la información de su tamaño, pero sí el tipo de carne, siendo, en ambos casos, de ternera. Apostamos a que el peso de la misma no supera los 180 gramos, por lo que no estamos ante un plato excesivamente grande. La carne, como decimos, tiene buen sabor y está bien condimentada, aunque es una pena que nos llegue pasada y que estas características sólo las podamos adivinar levemente. 

Hamburguesa Especial Chev CafeEsta hamburguesa especial es un clásico batallero. Con un huevo bien frito, de yema líquida y pringosa al romperse y con un queso muy bien fundido. El bacon estaba, también, bien cocinado en la plancha y al igual que los nachos, en general es agradable, cumpliendo con la normativa más pringosas de este tipo de burgers. La pena nos llega cuando comprobamos que estamos ante unos ingredientes que se pueden conseguir en cualquier gran superficie y que estamos pagando por ella como si fuera "gourmet".

En el caso de la Montañesa y después de esta especial, la sensación es más triste, ya que comparte los defectos y virtudes de su compañera de carta, pero con un gran rulo de queso de cabra que hace las veces de polvorón en boca, creando un mazacote complicado de disfrutar.

Hamburguesa Montañesa Chev CafeEl pan es de bolsa y encima de los malos, de esos que, aunque estén tostados, con unos cuantos jugos se convierte en una pasta y si, como es el caso, estos jugos son excesivos, la premisa de comerla con las manos se torna harto complicada. El mayor punto negro de estas hamburguesas.

Cosa parecida pasa con las patatas fritas que acompañan a las hamburguesas. Presentadas en buena ración y con mucho mimo, no dejan de ser las típicas congeladas, cuya función no va más allá de la de servir de guarnición para remojar en ketchup y mayonesa.

Detalle Corte Burger Montañesa Chev CafeEn definitiva, tras acudir con muchas expectativas (y una gran dosis de fe) a ChevCafé, encontramos que las mejores hamburguesas de Fuenlabrada son un tanto frustrantes. Sí que es verdad que es un gran paso en cuanto a calidad con respecto a su competencia, pero si quieren que se hable de ellas, todavía falta bastante camino que andar. Esos pequeños detalles que hemos comentado hacen que no merezca la pena pagar el dinero que cuestan esos platos, sobre todo teniendo tantos ejemplos que superan este nivel. A pesar de ello, tenemos un local agradable, grande y cómodo, con un servicio que, aunque peca de lento, es simpático y está atento en todo momento, por lo que hemos depositado un poquito de nuestras esperanzas en esta guerra particular que tenemos por encontrar hamburguesas de calidad en la periferia del sur de Madrid.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

1 REFRESCO: 2.5 €

1 CERVEZA: 2.5 €

1 NACHOS: 9 €

1 HAMBURGUESA ESPECIAL: 9.5 €

1 HAMBURGUESA MONTAÑESA: 9.5 €

TOTAL: 33 €

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Calle de Castillejos, 22
28944 Fuenlabrada Madrid
España

Añadir nuevo comentario