CARMENCITA BAR: ¡Que vivan las combinaciones locas y equilibradas!



Si para algo sirve el paso del tiempo es para ganar en experiencia y perspectiva, por eso nos hemos animado a visitar un local que nos sorprendió en su día y que se merecía una vuelta para cerciorarnos de lo bien que saben hacer las cosas. Y es que hace mucho que descubrimos Carmencita Bar y desde entonces siempre resonó en nuestros oídos hamburgueseros como el lugar perfecto donde disfrutar de un brunch espectacular. Obviamente, el recuerdo de sus burgers no hacía más que acrecentar nuestros deseos de volver y fusionar desayuno y comida en este concepto anglo sajón.

Collage Local CarmencitaPoco ha cambiado en este pequeño local, en el que parece que estamos en nuestro propio salón, rodeados de poquitas mesas y donde, posiblemente, escuchemos más de una conversación en un perfecto inglés. Estas variaciones tampoco se han hecho muy presentes en la carta, conservando todas las opciones que ya conocíamos, pero modificando el estilo, ya que ahora el menú de brunch pasa a ser una elección diaria, dejando de ser sólo un privilegio del finde.

Collage Carta Carmencita

Y así llegamos a nuestro momento menú, en el que se nos incluye una hamburguesa, una bebida y un postre o un café por 10 €, aunque tenemos la opción del brunch antes comentado, con sus famosos huevos Benedict o unas cuantas ensaladas que tenían muy, muy buena pinta.

Dicho esto, nos animamos a probar la Foothill's Burger, con champiñones a la plancha y cebolla caramelizada, resultando una combinación sencilla, pero deliciosa, con esa carne bien amasada y mejor condimentada, que presume de su picado perfecto para aportar la textura justa en boca y poder ser disfrutada en conjunción con el resto de ingredientes, consiguiendo un equilibrio casi perfecto.

Foothill's Burger CarmencitaAquí la carne es la protagonista absoluta, viéndose envuelta en un juego de texturas y sabores que la realzan. Además, el punto está perfectamente conseguido, lo cual también apoya que la experiencia sea todo un éxito y es junto a ese pan tradicional americano, estupendamente tostado, lo que le da la seña de identidad al restaurante.

Detalle Corte Burger CarmencitaEn el otro lado de la balanza tenemos la Tucson Burger, con una combinación más atrevida, pero de igual resultado. Queso de cabra, aguacate, lechuga y mayonesa acompañan a una carne con las mismas virtudes, que queda estupenda con un poquito de salsa picante, a elegir entre las varias que podemos encontrar en la mesa.

Tucson Burger CarmencitaComo acompañamiento, se nos ofrecen las clásicas patatas, cortadas en gajos, ensalada o hashbrowns o lo que es lo mismo, esa suerte de mezcla entre tortilla de patata y nugget de pollo que nos encanta y que convierte la visita a este local en la excusa perfecta para lanzarse a por ellos.

En definitiva, nuestra vuelta por Carmencita Bar nos ha demostrado que, si se quiere, se puede seguir presumiendo de calidad y salir bastante feliz después de haber degustado unas hamburguesas que, sin ser una obra de ingeniería hamburguesera, siguen dejando el listón bien alto en esto de la carne emparedada de nuestra ciudad.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 MENÚS HAMBURGUESEROS: 20 €

Puntuación: 
4
Dirección: 
Calle de San Vicente Ferrer, 51
28015 Madrid Madrid
España

Comentarios

La verdad que solo he estado una vez y solo fué a tomar unas cervezas y la experiencia no fue muy agradable, la atención fué un poco crispada el sitio es pequeño ee incomodo pero lo cierto es que no nos aventuramos a comer alli... tomo nota

Añadir nuevo comentario