CARL'S JR.: El innecesario fast food que llega muy tarde



Si hace tiempo "sólo" disponíamos de dos marcas referentes en esto del fast food hamburguesero, parace que la cosa se ha animado tras el desembarco de Five Guys en Madrid, que ya cuenta con varios locales, a lo que, parece, se quiere apuntar Carl's Jr., la famosa y polémica marca de burgers establecida en la costa oeste de Estados Unidos. Como es de esperar con los yankees, esta llegada se ha hecho notar con regalos de hamburguesas durante un año, eventos con famosetes a los que ni les va ni les viene la calidad del producto, etc. Como resultado, tenemos un local de dos plantas en la Gran Vía, con la estrellita del logo por todos lados y un ejército de camareros que te atienden e incluso te llevan las viandas a la mesa.

Collage Local Carls JrEn cuanto a la oferta gastronómica, tenemos las típicas burgers de este tipo de locales, con fotos espectaculares, carnaza doble y menús, destcando la opción de carne de Black Angus. Los precios son un poco más altos que los de un garito de este tipo, salvando al nombrado anteriormente, aunque las diferencias (y no para bien) también son abismales. Además, podemos encontrar algunos entrantes, ensaladas y postres, vamos, lo habitual.

Collage Carta Carls JrComo era una primera toma de contacto, nos decidimos por un menú Big Carl, que incluye la burger con el mismo nombre, patatas fritas, que hicimos grande y refresco del mismo tamaño, de refill. Al realizar el pedido, nos "obsequian" con un identificador, con el objetivo de que el camarero nos encuentre y deposite en nuestra mesa la cesta en la que viene la burger con las papas. Algo así:

Burger Carls JrSegún su publicidad, se jactan de ser los jefes, nada de payasos ni de reyes, pero las marcas a las que hacen referencia apenas se distinguen de lo que observamos ante nuestros ojos. Mismos panes, misma carne finita y pasada, mismo queso y mismas patas fritas congeladas de sabor dudoso. Sí, luego resulta que la salsa lo enmascara todo y la mantequilla que usan para tostar el pan invade el resto, haciéndonos olvidar que hemos pagado casi 10 € por una aberración exactamente igual a esas de las que renegamos, procedentes de esos restaurantes innombrables por estos lares y cuyas fotos tampoco hacen justicia a la realidad.

Publicidad Carls JrPoco os vamos a desvelar que no conozcáis por vosotros mismos, esta nueva apertura es más de lo mismo y no aporta nada al ya denostado mundo del fast food, que parece que ha tocado su techo con la calidad de los cinco amigos, que ganan por goleada. Sin duda, Carl's Jr. llega tarde a Madrid, saturado tanto de burgers espectaculares, como de batalleras. Por mucho marketing que tengan, va a seguir siendo un producto que esquivar e innecesario en nuestras calles y en nuestras vidas, que sólo contentará a los fans de este tipo de hamburguesas.

PRECIO DEL MENÚ HAMBURGUESERO: 9.55 € (MENÚ GRANDE CON SUPLEMENTO INCLUIDO)

Puntuación: 
2
Dirección: 
Gran Vía, 45
28013 Madrid Madrid
España

Comentarios

yo que tenía ganas de ir a probarlos, pero viendo la foto, de lo que se supone que te llevarán a la mesa y de lo que luego te encuentras.. si tengo ganas de fast food y no arruinarme me iré a otras cadenas.. son mas de lo mismo.. Gracias por vuestra aportacion!
Imagen de HeM

Nosotros teníamos cierta esperanza, pero al llegar la bandeja a la mesa ALUCINAMOS. En una cata a ciegas, dudamos de que podamso distinguir estas burgers de otras malignas xD

Muchas gracias a ti por leernos y comentarnos :)

Otra aberración mas... otro bluff, tienen que entender que en America la carne es muy barata y podran dar mas calidad pero aqui no estamos para gastos superfluos y estúpidos para comer basura... Gracias por vuestro consejo me vuelvo a ahorrar unos duros. GRACIAS
Imagen de HeM

La verdad es que el bajón al salir fue considerable. Es una cuestión cultural, aquí nos hemos acostumbrado a otras cosas y otros sabores, pasando por encima de comida rápida. Muchas gracias a ti, que sigues fiel post a post ;)

De verdad qué decepción. Soy ya foodtruckera, pero han abierto un Five Guys en Parquesur donde paso algunos ratos con sus patatas picantes y cacahuetes y su barra libre de mil bebidas sin azúcar ni cafeina...así que este ni me llama ni na. Y sí, tras ver la foto dan ganas de llorar, como el McDonals y ese tipo de burguers que hace años no como (exceptuando el Five, que he ido 3 veces, por cercanía y esas papas...mmm)

Dejando a un lado Five Guys, que desde que las conozco de Ny me resultan adictivas. Lo único que puede revolucionar el Fast Food hamburguesistico madrileño seria la llegada se Shake Shack y por desgracia ahora no se les espera. Como siempre felicidades por vuestro trabajazo!!!

Añadir nuevo comentario