BURGER KAS VILLAVERDE: Expansión hamburguesera en el sur de Madrid



Tras conocer ese rincón secreto que es Burger Kas, el cual encontramos tras entrar a una pista de padel en medio de un polígono industrial vallecano, el panorama hamburguesero del sur de la ciudad cambió considerablemente. Tanto es así que estos chicos se han ido expandiendo por los barrios del sur, abriendo en Moratalaz y ahora en Villaverde, que nos invitaron a probar, tras unos pocos días con el cierre levantado. Todo ha cambiado en su interior y ahora estamos en un restaurante de verdad, con sus mesas de madera, su decoración cuidada y su imagen "franquiciable".

Collage Local Burger Kas 2Lo que no ha variado tanto es la carta, manteniendo la esencia que conocimos hace más de un año. Muchas hamburguesas, perritos, entrantes variados y postres curiosos (como veremos al final). Todo con los precios bastante equilibrados, que siempre fue lo que más nos convenció de este garito.

Collage Carta Burger Kas 2Para ir abriendo boca, elegimos un combo de entrantes (10.95 €), que llevaba aros de cebolla y fingers de queso, ambos MUY crujientes; alitas, de buen sabor, aunque algo crudas en su cocinado y palos de queso, sencillos, sin más. Todo es congelado, pero rico y aunque no siempre estamos de acuerdo en este procedimiento, si se utiliza este producto, que, al menos, sea de calidad. Y aquí lo es, por lo que es una gran manera de empezar.

Combo de Entrantes Burger Kas 2Nos animamos a probar la hamburguesa americana (7.95 €), que incluye queso, bacon y aros de cebolla, todo regado, en cantidad justa, por salsa barbacoa. El sabor es casi, casi el mismo que recordábamos de nuestra anterior visita, con la carne como protagonista y el queso que hace más función visual que gustatitiva. La primera, por su parte, muy bien cocinada, aunque un poco más pasada en su cocción de lo que a nosotros nos gusta. Lo mismo que ocurre con el pan, al que le pedimos un poquito más de tostado.

Hamburguesa Americana Burger Kas 2Ahora llega la ida de pinza. Como ya conocíamos la Burger Kas, que recibe su nombre del local, decidimos hacerla triple, a modo de reto, pero sin extravagancias, que no estamos para esos trotes. Y sí, estamos ante una señora hamburguesa, tal como la recordábamos, con su huevo frito, ligeramente pasado y su bacon invadiendo cada centímetro. Buen bocado, aunque dificultoso, que disfrutamos desde el primer momento.

Hamburguesa Burger Kas 2Sus 180 gramos por patty dotan a esta hamburguesa de 540, sólo de carnaza, a lo que hay que sumar todo el bacon, el queso y ese huevazo. Un espectáculo que, a pesar de esos números, no se hace pesado. Pudimos acabar con ella tranquilamente, disfrutándola y su digestión fue muy fácil. Como decimos, le ponemos sólo una pega a la carne, que nos habría gustado menos hecha, aunque ese picado en exceso no nos convenció; en sabor sí que está a la altura (y nunca mejor dicho). Y lo más sorprendente, el pan aguantó en todo momento, lo cual no es fácil e decir.

Detalle Corte Burger Kas 2Las patatas fritas no podían faltar como acompañamiento. Congeladas, sí, pero, ¿a quién le importa cuando se ha metido en el cuerpo más de medio kilo de burger? Decentes, cortadas en gajos, pero no sabemos lo que habría sido de nosotros si hubiesen sido naturales (sólo de pensarlo, nos relamemos).

Pues no queda ahí la cosa, ya que nos atrevimos a pedir, como postre, una cheesecake en vaso, rica, aunque le pedimos más a la masa. Las galletas y la cobertura cumplen, pero, después de semejante batalla carnívora, queremos un final un poquito más feliz.

Cheesecake en Vaso Burger Kas 2En definitiva, estos chicos de Burger Kas siguen su camino triunfal por el sur, con buen producto, que podría estar mejor, pero que cumple y está en consecuencia con unos precios ajustados y atractivos. ¿Cuál será su siguiente inauguración? Nosotros, desde luego, permaneceremos muy atentos.

Puntuación: 
3
Dirección: 
Calle de la Dulzura, 30
28041 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario