BULULÚ: Menú hamburguesero con sabores del mundo



Encontrar un menú de mediodía que incluye hamburguesa, para nosotros, siempre es de agradecer. Por eso, al visitar Bululú, en pleno barrio de San Bernardo y ver que en el cartel frente a su puerta lo ofrecían, nuestra felicidad nos hizo entrar ya con buen pie al local.

Un local, muy aséptico en decoración gracias a su azulejo blanco y alguna cenefa de color rojo para dar contrapunto, una barra de chapa bien rematada con madera y mesas estilo diner que tanto nos gustan.  

Collage Local BululuEntre las opciones de menú, la tónica es de plato único, pudiendo elegir para ello ensalada o hamburguesa. Obviamente nos fuimos de cabeza hacia las burgers y es que lo más interesante es que se puede elegir cualquiera de su carta que, además, contiene una gran variedad.

Collage Carta Bululu

A las, por así decir de nueva carta, le acompañan las joyas de la casa. Una difícil elección, teniendo en cuenta que cualquiera de los ingredientes propuestos nos encantaban. Finalmente y tras hacer descarte, nos decidimos por la Fala, de clara inspiración portuguesa, y la Pío Pío, que como su nombre hace intuir, nos sedujo al leer la carta por ser una milanesa de pollo.

Hamburguesa Pio Pio Bululu

Hablemos primero de la Fala, acompañada de dos salsas, donde destaca la de vino de Oporto picante, que si bien no era picante, sí ayudaba a mojar un poco la carne de hamburguesa y darle algo de sabor. Una carne de 200 gramos y poco hecha según nuestra petición, pero de un picado excesivo que hacía un tanto dura su mordida. Una pena, porque parece que le ponen ganas por hacerla bien, y es que el queso Gouda perfectamente fundido rodeándola es de esos detalles que se agradecen.

Detalle Corte Burger Bululu

Seguimos con la Pío Pío, dejando para el final los puntos que ambas tienen en común. De ésta nos enamoró que fuese una milanesa de pollo, así que esperábamos ansiosos un buen filete rebozado y empanado, sin embargo, resultó ser muy sutil, encontrándonos ante un pollo al grill, bueno de sabor, aunque en algún bocado un poco seco.

Lo mejor de la Pío Pío su combinación con el resto de ingredientes, como el queso Provolone o la cebolla, que aunque cocinada al whisky como rezaba la carta, no pudimos apreciarlo. Pero sin duda, nos entusiasmó su salsa chimichurri, de ingredientes frescos, donde se apreciaba cada corte, la cual hizo que se nos pasara la decepción de ese pollo empanado que tanto esperábamos.

Hamburguesa Fala Bululu

Ambas hamburguesas se acompañan con patatas gajo, más bien congeladas y faltas de cocción, lo que hizo que algún mordisco se nos hiciese un poco duro, dejando de lado esa melosidad en su interior que tanto apreciamos de este tipo de técnica en la preparación de las papas.

Sentimos dejar para el final el detalle del pan. Las dos hamburguesas se acompañan de un bollo, que aunque tostado, hace que todas las bondades que pudiesen tener se desmoronen. Demasiado enharinado en su exterior, su sequedad en el interior hace que cada mordisco sea difícil de digerir. Y es que es un pan que conduce a la sensación de estar comiendo algo a caballo entre un sándwich y un bocadillo clásico, en vez de esa agradable sensación que nos produce un buen bollo con su tueste perfecto, su consistencia y su sabor.

Tortitas Bululu

Con la opción de menú de plato único, incluía café o postre. Preguntamos y nos fuimos directos a por las tortitas con nata y chocolate. Correctas y una por comensal, que tampoco hay que abusar después de comerse una hamburguesa.

En definitiva, un restaurante con imagen de local bien conseguida, una propuesta en su oferta marcada por la comida de entrantes americanos, con algún toque venezolano como son los tequeños, pero guiños a la cocina del mundo como la mexicana o incluso la portuguesa o la italiana, donde la burger es un plato estrella, pero donde le pedimos más atención en el picado de la carne y sobre todo en el pan. La intención es buena, sólo tienen que seguir trabajando por mejorar.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 MENÚS HAMBURGUESEROS: 19.9 €

Puntuación: 
3
Dirección: 
Calle de Santa Cruz de Marcenado, 13
28015 Madrid Madrid
España

Comentarios

Vaya, vuestro comentario inicial me abrió las papilas gustativas... una pena que nada haya cambiado, seguimos ante falta de producto y entrega final mediocre... tan cursis nos habremos vuelto?? o es que aqui nadie quiere ir ganando para vivir y se piensan que la hosteleria es para ganar mucho dinero con poco producto?? UNA PENA

Añadir nuevo comentario