BUDDY AND BEER: La sencillez de las cosas bien hechas



No os vamos a engañar, llegamos a Buddy and Beer con la idea de encontrarnos un antro donde ver el fútbol mientras consumimos cubos de cerveza barata y si nos entra hambre, tendremos fritanga y burgers mediocres, pero en su lugar entramos a una especie de pub atípico, con maderas y ambiente agradable donde sí, hay una tele donde poder ver deportes, pero el objetivo del local es otro, más bien elegante, donde beber y comer de forma distendida con amigos o en pareja y muy, muy cómodos.

Collage Local Buddy and BeerEsta gastrotaberna ofrece una carta viajera, con opciones tradicionales patrias, como las croquetas o más allá del charco, como los tacos. Todo muy variado, que se completa con un menú del día que, al igual que el resto de opciones, ofrece un precio más que adecuado.

Collage Carta Buddy and BeerComo todo tenía una pinta estupenda, nos calentamos las mandíbulas con el menú de del día, empezando por penne a la boloñesa que estaba presentado en una buena ración, aunque se nos quedó un poco soso. Aún así, nos sació y nos pareció interesante, aunque no nos llegó a emocionar lo suficiente.

Penne con Boloñesa Buddy and BeerEl plato principal que elegimos en esta combinación fue el entrecote, con un suplemento de 1 € que se nos antojó demasiado finito, aunque muy sabroso y tierno. Era más un filete corriente, cocinado en plancha, que cumple con creces para formar parte de un menú pero que, como ocurrió con el primero, no aporta mucho más en nuestras vidas.

Filete Buddy and BeerLa sorpresa llega con la hamburguesa que recibe el mismo nombre que el local y que contiene 200 gramos de vaca madurada, recubierta de queso payoyo fundido a la perfección y cebolla caramelizada. Sencillo todo y delicioso, demostrando que no hace falta añadir muchos elementos a un conjunto para salir airosos. Un bocado equilibrado donde la carne tiene gran protagonismo, aunque nos tendremos que esforzar para notar un sabor que nos habría gustado que fuese más intenso.

Hamburguesa Buddy and BeerEsa carnaza, que nos podría haber enamorado hasta las trancas, viene muy bien cocinada, rozando el punto exacto que demandamos y con un picado que era gloria bendita. Como decimos, si no es por ese poquito de sabor que falta, sería nuestra carne de cabecera.

Además, el pan también nos deja a medias, ya que es delicioso, fresco y original, con mezcla de semillas, pero al que le pedimos un poquito más para ser la bomba. Y ya si nos hubiese llegado un poquito más tostado, ni os contamos.

Detalle Cote Burger Buddy and BeerPero donde el plato se lleva la palma es en las patatas fritas, absolutamente caseras y cocinadas a la perfección, crujientes y deliciosas; en cantidad más que adecuada para acabar la experiencia súper contentos.

Sí, el menú incluye postre, así que nos lanzamos, sin pensarlo dos veces, a por el yogur con brownie, también en buenísima ración y muy, muy suave. La mejor forma de terminar con una sonrisa que nos provocó este magnífico local, con un servicio no menos estupendo y con una comida en la línea que, aunque nos hizo ser exigentes, cumple con creces.

Postre Buddy and BeerSí que le pedimos más en algunos aspectos, pero en general, Buddy and Beer es un sitio sorprendente, del que fiarse si estamos hambrientos por la zona, con un producto ideal y unos precios estupendos. Buen ambiente, tranquilo y con muchísima variedad, la cual tendremos que degustar en futuras visitas ;)

PRECIO DESGLOSADO D ELA VISITA

1 MENÚ DEL DÍA: 10.5 €

1 REFRESCO: 2.45 €

1 HAMBURGUESA: 11 €

1 CAFÉ: 1.45 €

TOTAL: 26.4 €

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Calle de Pradillo, 30
28002 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario