BRÔKER CAFÉ: Revisitamos Azca en horas de brunch



Hace ya casi un año que os hablábamos de un nuevo jugador en la esfera hamburguesística de Azca, la zona con más enchaquetados por metro cuadrado de nuestra querida Madrid. Brôker Café no nos había enamorado y nos quedamos con un sabor de boca algo raro; sin embargo, al ver que se adentraban en el maremágnum del mundo brunch, decidimos que era hora de volver y hacerlo de una forma bien distinta a la que lo habíamos hecho un tiempo atrás: un domingo sin rastro de corbatas.

Para empezar, nos llevamos una grata sorpresa: a pesar de que el sitio ya es luminoso de por sí, ya que está en la planta alta del Centro Comercial Moda Shopping y tiene ventanales por doquier, esta vez nos acomodaron en una nueva terraza con vistas a la Torre Picasso. Parece que han adecuado la zona para poner varias mesas y nos parece un gran acierto porque el ambiente era más que agradable, tanto que hasta asustaba que un domingo se escucharan los pajaritos en el mismísimo centro de Madrid, en un lugar en el que los días entre semana la gente no para quieta. Además, ha aparecido un nuevo espacio rodeado de cristaleras que da acceso a la terraza y que acomoda la barra muy pero que muy acogedor.

Decoración BrokerBien es verdad que nuestra anterior visita la hicimos un día entre semana y que el servicio fue un tanto desagradable y lento pero esta vez los dos chicos que nos atendieron fueron súper atentos con nosotros y con el resto de comensales de la terraza. Daba gusto lo amables que fueron, especialmente con un amigo canino de la mesa de al lado, al que trataron como un rey y le trajeron hasta un cuenco con agua. 

Pues eso, a lo que íbamos, que vinimos de brunch. Sí, esa cosa rara que se hace los fines de semana a una hora se supone que entre las 12 de la mañana y las 2 de la tarde aproximadamente y que viene siendo, para nosotros, algo muy parecido a comer de menú. Nos hemos propuesto encontrar el mejor brunch de Madrid y ¡ya os adelantamos que no hemos empezado nada mal!

Lo primero en lo que nos fijamos fue en la carta de brunch, con 4 opciones para elegir por 13,90€, un precio que no nos parece demasiado descabellado para un par de platos, bebida, pan y café o té. También se nos fueron los ojos al menú habitual, en el que contamos 6 hamburguesas diferentes, unas cuantas menos que cuando vinimos un tiempo atrás, entre los 9 y los 11€.

Carta Broker CafeDirectamente fuimos a por un par de brunchs: el americano y el alemán, por eso de comer el menor número de verduras posibles. Nah, ¡que nos apetecieron también esas salchichas del país germano que tenían tan buena pinta!

Con un par de salchichas blancas y otras rojas hechas al carbón, además de un huevo frito y ensalada de col, como amantes del currywurst dimos palmas porque la salsita que las acompañaba era un autentiquísimo kétchup-curry de los que sirven en los antros alemanes de este tipo de manjares. Mención aparte merecen las patatas fritas gajo especiadas, de lo mejorcito que hemos comido últimamente patateramente hablando.

Brunch Alemán BrokerLa segunda víctima fue el brunch americano que, como no podía ser de otra manera, tiene como protagonista nuestra querida hamburguesa. Y es aquí donde vino la mayor sorpresa porque no nos lo esperábamos: en el primer bocado notamos que estaba brutal. En serio, el sabor a carbón que tenía la carne (gracias al horno Josper que se puede ver desde el propio restaurante) combinado con una lonchaza de bacon y un cheddar tremendamente fundido, de esos de los que quieres tomar mil fotos para que dure hasta la posteridad, nos hizo desear que la burger fuese mucho más grande. Y es que en el caso del menú de brunch, la hamburguesa es más pequeña que las del menú común y nos quedamos con ganas de más.

Hamburguesa brunch BrokerA pesar de que el punto estaba algo pasado para nuestro gusto, también es comprensible por el pequeño tamaño de la hamburguesa, la carne estaba jugosa, bien aliñada y picada, nada que ver con lo que nos encontramos en nuestra anterior visita, y la disfrutamos a rabiar. El panecillo también es diferente, de estilo americano sin semillas con un toque dulce y tostadito, muy bueno.

El acompañamiento, las patatas fritas y la ensalada de col, son un buen y tradicional complemento del que no tenemos ninguna queja, aunque las patatas gajo del brunch alemán nos enamoraron más.

Brunch americano BrokerLa cosa no se quedó aquí ya que, como os hemos contado antes, el menú de brunch incluye postre. Al lío que fuimos y pedimos un trozo de tarta de zanahoria y otro de tarta de queso acompañados de un par de tés. No podemos dejar de mencionar en este punto el tema del té, ¡qué locura! Somos muy teteros y nos encanta eso de que nos ofrezcan algo más allá que un simple té negro, rojo o verde y en Brôker nos dejaron sin palabras trayendo una caja completa de tés innovadores entre los que elegir.

Los dos postres nos encantaron pero si la hamburguesera que escribe se tiene que quedar con uno es con la tarta de zanahoria. Grandes trozos de nueces y una cobertura cremosa de mascarpone y canela son los highlights de esta maravilla dulce.

Tarta de zanahoria brunch BrokerTarta de queso brunch BrokerEn definitiva, irse de brunch mola aunque a nosotros esto nos haya algo más parecido a un menú de mediodía que otra cosa. Mola cuando los productos son buenos, el servicio agradable y pasas un buen rato en una terraza tan chula y tranquila como la de Brôker Café, lo llames como lo llames. Nos alegramos mucho de haber vuelto y tened por seguro que volveremos para probar las hamburguesas como tiene que ser, ¡esto no ha hecho más que empezar!

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 BRUNCHS: 27,80€

 

Puntuación: 
4
Dirección: 
Avenida General Perón, 40
28020 Madrid Madrid
España

Comentarios

Creo que voy a hacer un gran recopilatorio de sitios a los que ir.. ahora me falta tiempo.. y dinero jaja
Imagen de HeM

¡Seguro que no te decepciona, Miriam! Si bien es verdad que la burger es algo pequeña, con el menú/brunch de hamburgeusa seguro que sales bien contenta :D

Añadir nuevo comentario