BOLERO MEATBALLS: Otra forma de comer carne picada



¿Puede un bocadillo de albóndigas recordarnos a nuestra gran amada hamburguesa? Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta. Nosotros, a pesar de intuir cuáles son las virtudes de estos dos clásicos emparedados, queríamos averiguarlo de primera mano y para ello nada mejor que comprobarlo en un local que tiene en las bolitas de carne su principal reclamo. Bolero Meatballs, un pequeño restaurante abierto en una de las zonas más céntricas de Madrid, por las inmediaciones de Santo Domingo, teniendo como vecinos a clásicos locales de comida asturiana y gallega.

Collage Local BoleroUn local, donde prevalece el fast food, por su reducido tamaño, donde si optamos por quedarnos, podemos comer sentados en un mesa alta o en alguna de sus dos barras. Gastronómicamente ideal para quienes dudan siempre a la hora de pedir. Y es que nos ofrecen cuatro variaciones en el tipo de albóndigas con sus respectivas guarniciones también a elegir.

Desde las míticas albóndigas de “La abuela”, de ternera guisadas con sus verduras, pasando por una opción oriental de cerdo, otra de pollo de recuerdo italiano, hasta las vegetarianas. Servidas en pan o en ración (también puede pedirse media) y acompañadas de patatas asadas al horno, arroz o ensalada.

Collage Carta BoleroComo somos amantes del bocadillo, quisimos probar las orientales y las de pollo, en su versión pequeña de tres albóndigas (el grande incluye cuatro) y lo acompañamos de patatas. Dudamos en haber pedido o no la opción más gocha, pero al comprobar el tamaño de las señoras bolas, terminamos quedando satisfechos.

Hablemos primero del oriental, con carne de cerdo, especiada con cilantro y jengibre y acompañada de una salsa de leche de coco y cacahuete a la cual nos hicimos más y más adictos con cada bocado.

Bocata Orientals Bolero El conjunto picante y sabroso, aunque por poner un pero, nos hubiese gustado el punto de la albóndiga más estofado, más mojadito del guiso en su interior. El pan de sal, muy bien tostado, que increíblemente y pese a ser blandito, aguantó todos nuestros mordiscos.  

Después las de pollo, con un guiño en sus ingredientes al origen de este tipo de bocadillos, la bella Italia. Aderezadas con parmesano y salsa de champiñón. De sabor obvio a esos clásicos espaguetis con albóndigas. De textura mucho más dura que las anteriores de cerdo y también menos jugosas. Los peligros de cocinar con pollo, ya sabemos.

Bocata Albóndigas BoleroAmbas opciones vienen coronadas, entre el pan y la salsa, con un rico queso fundido, perfecto por esa elasticidad que tanto nos gusta cuando damos un bocado. Y en nuestro caso, como guarnición, elegimos patatas, asadas en gajos al horno y tan exquisitas en texturas y punto de sal, que nos habríamos comido muchas más raciones.

Ahora ya sí, con el estómago lleno y los sabores recientes en el paladar, nos volvemos a hacer la pregunta del principio. ¿Puede un bocadillo de bolas de carne recordarnos a las burgers? Desde ya decimos que no.

Papas Fritas BoleroY es que, aunque muchas preparaciones de la carne de hamburguesa vengan precedidas por poner una bola en la plancha o grill para después aplastarla con la paleta y darle su forma característica, es el aderezo en el picado (huevo y leche en el caso de las albóndigas) y la manera de cocinar ambos platos, lo que configura su sello único. Al final, la textura es completamente distinta.

Eso sí, aunque la experiencia nos ha hecho declararnos fans del bocadillo de albóndigas, nuestro corazón sucumbe y sucumbirá siempre a los placeres de la carne en forma de hamburguesa.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

2 BOCATAS MEDIANOS: 5.2 €

2 PATATAS GAJO: 2.5 €

1 CAÑA: 1.5 €

1 CAÑA DOBLE: 2.4 €

TOTAL: 19.3 €

Puntuación: 
3
Dirección: 
Calle de las Conchas, 4
28013 Madrid Madrid
España

Comentarios

Buenas, creo que habéis acertado al decir que no son comparables un bocadillo de albondigas con una hamburguesa, cada uno tiene lo suyo y me parecen platos magníficos. Pero creo que si hacéis ese análisis de compararlos, deberíais comparar Albondigas de ternera, ya que las hamburguesas que se suelen degustar se asemejan más a esa carne y no a cerdo sólo y ya no hablemos del pollo. Un saludo y me encanta el trabajo que hacéis.

Hola: Hemos ido hoy y la verdad es que nos ha decepcionado un poco. Nuestro menú ha sido muy parecido, bocadillo de 3 albóndigas de pollo, otro con 3 albóndigas de la abuela y una ración de patatas. El bocadillo de pollo muy parecido en sensaciones a las que tuvisteis, la carne excesivamente dura y la salsa de champiñones un poquito seca. El de la abuela mejor, pero tampoco nada del otro mundo. Lo peor las patatas, fatalmente hechas y una cantidad ridícula para el precio que le ponen. Nos ha parecido decente para cambiar un poco y probar una idea nueva, pero no lo recomendaríamos; siguiendo vuestra puntuación de estrellas le daríamos 2 sobre 5. Un saludo, y gran trabajo con el blog.

Añadir nuevo comentario