AMERICAN CUSTOM BAR: La dura lucha por ser la peor hamburguesa de Madrid



Nuestra fe en encontrar hamburguesas de calidad en la zona sur de Madrid no baja, aunque, a veces, se tambalea al probar lugares como el que os traemos hoy. Se llama American Custom Bar, está en Leganés y se auto proclama como poseedor de la mejor hamburguesa de la zona. Obviamente, ante ese reclamo, no podíamos tardar en ir a comprobarlo. Así que llegamos a una avenida enorme y entramos a este local, decorado al extremo con motivos moteros y demás referencias norteamericanas. Aquí, hay que decir que nos encanta, además de contar con una selección musical maravillosa.

Collage Local AmericanAl ojear la carta nos encontramos con muchísima información. Burgers, costillas, carnaza, entrantes variados, combos, menús que prometen barra libre y copazos al terminar, etc. Hasta se puede elegir el pan de la hamburguesa que pidamos e incluso cambiar el tipo de carne, pagando suplemento, por supuesto. Todo con unos precios moderados, aunque a la altura de la gran ciudad, lo cual no nos parece del todo adecuado; pero, como decimos siempre, si la calidad lo merece, no nos importa pagar cifras más altas de lo habitual.

Collage Carta AmericanCon esta cantidad de propuestas y el error de haber mirado las fotos de sus redes para saber qué elegir, nos animamos con los nachos, presentados de forma estupenda, aunque resumen la actitud de la gerencia: cucharones de queso líquido, guacamole malo de bote y carne picada con un regusto a pasado turbio en la cámara. Lo único que se salva un poco son los propios totopos, también de bolsa.

Nachos AmericanPero ahora viene el despropósito absoluto. Para empezar, os ponemos en situación. Los nachos tardaron un poquito más de la cuenta, pero no pasa nada, siempre que se tenga una buena conversación, pero es que las hamburguesas nos llegaron dos minutos después (y eso que sólo había una mesa más en ese momento). Nos ponemos a hacer fotos y al tocar el producto vemos que está todo frío, el pan, el verde, el queso y ¡hasta la carne! Por primera vez en nuestra vida, pedimos que nos calienten un poco esos patties, ya que comprobamos que no se les había ido el calor, era más bien como si los hubiesen marcado por la mañana y con eso valía para montar la hamburguesa. Obviamente, se llevaron nuestros platos y todo volvió a su sitio, diréis. Pues no, todo seguía más tieso que la pata de Perico.

Hamburguesa Fever AmericanLa hamburguesa que está sobre estas líneas es la Fever o lo que es lo mismo, una cheeseburger sencilla, sin muchas complicaciones, en la que el queso parecía un puré de patatas y la carne, esa carne, nos dolió sólo de verla. Pasada hasta más no poder, dura, mazacote y encima fría. Sólo os decimos que la persona que tuvo la desgracia de pedirla, se la dejó hacia la mitad porque no podía seguir.

Lo mismo ocurre con la American Custom, que pedimos con ilusión, ya que se trataba de una doble con 400 gramos de carnaza, cebolla frita y mayonesa especial, según ellos, porque la realidad era un cucharón de mayo de bote, cebolla frita de bolsa de Makro y más bacon frío y casi sin cocinar.

American Custom BurgerSí, llevaba queso brie, helado y Cheddar bien fundido y sí, queda muy bien en la foto, pero la realidad es que no hubo manera de comer eso con las manos, ya que todo se desmoronaba, a lo que tampoco ayudaba un pan de queso, de la misma procedencia que la cebolla, sin tostar y seco, que hizo que todo se convirtiese en una amalgama helada, sin sabor y que nos provocó una digestión realmente pésima.

Detalle Corte Burger AmericanAlgo se tuvieron que oler los miembros del equipo de sala cuando invitaron a los postres a las cuatro mesas que estábamos en ese momento. La excusa era que no había venido el cocinero habitual, aunque también escuchamos que la persona de cocina era nueva, que el jefe de sala no había ido ese día, etc. No os mostramos fotos de las tartas que pedimos porque las podéis ver en el catálogo de Costco, aunque reseñamos el brownie, servido caliente, justo como debería habernos llegado la hamburguesa.

En definitiva, tuvimos muy mala suerte en American Custom Bar, pero aunque las cosas no salgan bien, hay algunos elementos que demuestran que este es un sitio al que se va a beber y que la comida queda en segundo plano, batallera y que funciona mejor como método por aplacar la llegada de la borrachera que para los que disfrutamos de un buen bocado. Desastre absoluto en Leganés que hace que ya dudemos cuando nos preguntan cuál es peor hamburguesa que habéis comido en vuestra vida.

PRECIO DESGLOSADO DE LA VISITA

1 JARRA DE CERVEZA: 2.4 €

1 REFRESCO: 2.5 €

1 NACHOS: 6.9 €

1 HAMBURGUESA FEVER: 8.9 €

1 HAMBURGUESA AMERICAN CUSTOM: 11.9 €

TOTAL: 32.6 €

Puntuación: 
1
Dirección: 
Av. Rey Juan Carlos I, 73
28916 Leganés Madrid
España

Comentarios

Hola!! Que pena que un sitio que parece prometer tanto al final acabe por tener tan mal resultado. Ya os lo he propuesto alguna vez vía Email, pero para hamburguesas por el sur de Madrid yo os recomendaría pasar por Rivas al tercer tiempo para una hamburguesa más pro o el pizza burrito si queréis una más de batalla, (Aquí las hamburguesas están mejor que las pizzas a pesar del nombre, y tendríais que probar las patatas al queso, menudo platazo)

Cada vez que paso por la Avenida nos quedamos con las ganas de ir un día que tengamos libre y terminamos en otro sitio. Ahora mismo deshecho la idea para siempre y me alegro de no haber ido. Gracias!

The Diner en Leganés está bastante aceptable. :) No se compara con el nivel de las de Madrid capital, pero tienen una especie de versión de la Kevin Bacon que a mí me encanta. Los postres no valen la pena, pero sus patatas (a pesar de ser congeladas...) no están nada mal para acompañar. Ojalá lo visiteis y contéis qué os parece. Gracias por hacer este blog, me ha descubierto muchísimas hamburgueserías geniales en Madrid. Sois mi referencia para elegir sitio donde ir a comer los findes. ;)

Añadir nuevo comentario