ALTA BURGERSÍA: Hamburguesas ecológicas con la perspectiva del tiempo



Ya sabéis que nos gusta visitar locales que ya conocimos en su momento. Comprobar su evolución, ver si la calidad se ha mantenido, si como el buen vino ha mejorado o si, por el contrario, el paso del tiempo no le ha sentado nada bien.

En esta ocasión quisimos volver a Alta Burgersía, aquel restaurante que abrió sus puertas por el 2014 bajo la dirección de un equipo joven, con muchas ganas de ofrecer un producto a la altura de su nombre, que apostaba por la carne ecológica y que nos dejó con la sensación de que, haciendo las cosas bien, podrían alzarse como apuesta estupenda para comer una buena burger en el barrio de Las letras.

Collage Local Alta Burgersia

Con un estilo de decoración acogedor gracias al uso de la madera y esas columnas emblemáticas (recuerdo del anterior establecimiento) presidiendo la isleta central, comprobamos que todo estaba en su sitio, así que solo quedaba echar un vistazo a su nueva carta y probar de nuevo sus burgers para puntuar su evolución.

Collage Carta Alta BurgersiaComo sus entrantes siempre nos parecieron muy apetecibles y la oferta es demasiado amplia, optamos por un combo, muy similar al Indian Combo, pero al que añadimos unas croquetas de trufa y otras de boletus.

Combo Entrantes Alta Burguersia

Para ello dos salsas, una barbacoa y otra de mango, esta última muy equilibrada en su toque dulce, estupenda para acompañar las preparaciones indias como las samosas y las pakoras. Ambas preparaciones muy correctas, destacando el crujiente de la masa y su interior que sí nos hizo recordar a la cocina india.

Las brochetas de pollo, con el producto bien maridado, su carne se deshacía en la boca. Los aros de cebolla a la cerveza, con demasiada masa para nuestro gusto. Y las croquetas,¡ay las croquetas! Las de boletus de gran sabor, con una bechamel muy agradable. Sin embargo las de trufa las esperábamos con algo más de rock and roll.

American Beauty Burger Alta Burguersia

Pero vayamos ya con el plato fuerte. Para la ocasión nos decantamos por Le petit mort, de clara inspiración francesa por el foie y salsa de arándanos. La otra apuesta, American Beauty, tirando a ingredientes más batalleros. Sí, teníamos hambre y nos apetecía una burger bien completa.

Sobre Le petit mort, el sabor del foie nos llegaba a pesar de la gran cantidad de salsa de arándanos, que si bien está muy rica, al final se hacía demasiado dulce. Acompañar foie o patés con preparaciones tipo mermelada siempre contrarresta su potente sabor, pero en su justa medida se paladea mejor.

Detalle Corte Burger Alta BurguersiaLa carne, de ternera ecológica y 150 gramos, que esta vez pedimos al punto, nos llegó un poco pasada, éso hizo que los bocados no se hicieran todo lo agradable que nos hubiese gustado al quedar compacta. Sobre todo porque intuimos que la picada era buena y el sabor también acompañaba.

Si hay algo que sobresale es el pan, de tipo brioche, que en nuestra anterior visita parecía no aguantar, pero que esta vez lo hizo, estoico, hasta el último bocado, gracias a un buen y agradable tostado.

En la American Beauty, si bien nos llegó con los mismos detalles en cuanto a la carne que la anterior, encontramos un equilibrio mayor en la cantidad del resto de ingredientes. Se notaba en su justa medida la cebolla a la plancha, el queso cheddar, su salsa barbacoa y sobre todo el pringue de la yema de huevo, que llegó a la mesa perfecta de cocción.

Pettit Mort Alta BurguersiaComo acompañamiento, siempre llegan al plato con una ensalada de col, muy conseguida que nos hace recordar a los grills americanos, y unas patatas fritas. Hay opción de pedirlas asadas o elegir boniato, pero nos decidimos por las clásicas, que nos llegaron bien sazonadas y frititas.

Nos alegra saber, al menos, que el paso del tiempo no ha hecho tanta mella en sus preparaciones, que han mejorado aspectos como el del pan y que sus entrantes siguen estando la mar de sabrosos. Pero, lamentablemente, no podemos asegurar que habiendo pedido las burgers poco hechas, como hicimos la vez anterior, hubiésemos salido más satisfechos con la visita. Buena dirección la que ha tomado este viejo conocido en el que, a falta de unos pequeños detalles, pasamos una agradable velada y disfrutamos de sus productos ecológicos.

PRECIO DESGLOSADO D ELA VISITA

2 REFRESCOS: 2,75 €

COMBO DE ENTRANTES:

- 1 INDIAN COMBO: 17,5 €

- 1/2 CROQUETAS CON TRUFA: 6,5 €

- 1/2 CROQUETAS BOLETUS:  6,5 €

1 AMERICAN BEAUTY: 12,25 €

1 LE PETTIT MORT: 9,9 €

TOTAL: 58,15 €

Puntuación: 
3.5
Dirección: 
Plaza de Matute, 5
28012 Madrid Madrid
España

Añadir nuevo comentario